Anulan condena por pedofolia de George Pell; el Vaticano lo celebra

La condena era por 6 años y Pell sólo cumplió 13 meses
(Imagen: Wikicommons)

El martes 7 de abril, el tribunal supremo de Australia desestimó por unanimidad las condenas del católico más antiguo declarado culpable de abuso sexual infantil. El cardenal George Pell pronto será liberado de la prisión de Barwon en las afueras de Melbourne después de cumplir 13 meses de una condena de seis años.

También te recomendamos: Cardenal australiano sentenciado a seis años de prisión por pederastia

El cardenal George Pell, el líder católico de más alto rango declarado culpable de abuso sexual de niños, vio revocadas sus condenas y será liberado de prisión.

Fue declarado culpable en 2018 de abusar sexualmente de dos niños en 1996, cuando era arzobispo de Melbourne, y sentenciado a seis años de prisión. El martes, el tribunal superior de Australia revocó sus condenas luego de encontrar que el jurado “debería haber tenido dudas sobre la culpabilidad del solicitante con  respecto a cada uno de los delitos por los que fue condenado”. (Vía: ABC)

Pell, quien una vez fue asesor del Papa Francisco y fue el principal oficial financiero del Vaticano, pasó los últimos 13 meses en prisión.

(Imagen: Wikicommons)

El Tribunal Superior se refirió a la “evidencia indiscutible” de testigos en el juicio sobre la práctica de Pell de hablar con la congregación en las escaleras de la catedral, práctica de la iglesia que requería que lo acompañaran en la catedral mientras estaba vestido y el “tráfico continuo dentro y fuera de la sacristía de los sacerdotes “como causa de duda razonable. (Vía: ABC)

El Vaticano también acogió con beneplácito la absolución, elogiando a Pell en su primera declaración oficial por haber “esperado a que se determine la verdad”. (Vía: Crux)

El Vaticano dijo que siempre había tenido confianza en las autoridades judiciales australianas y reafirmó el “compromiso de la Santa Sede de prevenir y perseguir todos los casos de abuso contra menores”. (Vía: Crux)

El Papa Francisco no mencionó a Pell por su nombre en la misa, pero comparó el sufrimiento de los infligidos con “sentencias injustas” con la forma en que los ancianos de la comunidad judía persiguieron a Jesús con “obstinación y rabia a pesar de que era inocente”. (Vía: Crux)

Con información de ABC y Crux