Angélica Rivera devolvió la Casa Blanca a Grupo Higa, ¿gracias?

En noviembre de 2014 se supo que el inmueble de Las Lomas de Chapultepec no estaba ni a nombre de Peña ni a nombre de Angélica Rivera, sino que le pertenecía a Grupo Higa.

La primera dama mexicana, Angélica Rivera, devolvió la famosa Casa Blanca,  valuada en 86 millones de pesos, como parte de la inesperada agenda de “disculpas” que inició Enrique Peña Nieto el día de ayer.

¿Por qué exactamente? No podemos más que especular. De lo que sí estamos seguros es que ayer se promulgó el Sistema Nacional Anticorrupción (SNA), en cuyo marco algunas figuras centrales de la política mexicana aprovecharon para dejar atrás los días de “vicios” y corrupción. (Como aquí te contamos)

Así, Virgilio Andrade abandonó su cargo como Secretario de la Función Pública, mientras que el presidente, Enrique Peña Nieto, pidió una disculpa pública al pueblo mexicano por generar una “percepción” errónea al estar involucrado en el escándalo de la Casa Blanca.

Recordemos que esta investigación, que el equipo Aristegui Noticias llevó a cabo, reveló el conflicto de intereses entre el gobierno de EPN y de la empresa Grupo Higa.

Según un comunicado publicado ayer por la Presidencia de la República, la primera dama canceló el contrato que tenía con Grupo Higa por la compra del inmueble desde diciembre de 2014, un mes después de que la investigación de Aristegui saliera a la luz.

“Por la terminación anticipada del contrato de compraventa, las partes pactaron que la señora Angélica Rivera Hurtado pagara el equivalente a una renta por el tiempo en que tuvo posesión del inmueble. Por su parte, la inmobiliaria reintegró a la señora Rivera los pagos que había realizado entre el 12 de enero de 2012 y el 11 de diciembre de 2014 más los intereses respectivos“, refirió la Presidencia (Vía Aristegui Noticias)

La relación de Enrique Peña Nieto con Grupo Higa se remonta hasta su gobernatura en el Estado de México, hasta ahora esta empresa se ha visto beneficiada con contratos multimillonarios por parte de la presidencia.

En noviembre de 2014 se supo que el inmueble de Las Lomas de Chapultepec no estaba ni a nombre de Peña ni a nombre de Angélica Rivera, sino que le pertenecía a Grupo Higa.

Todos recordamos aquel día en que Angélica Rivera invadió las redes sociales y los medios de comunicación con un video donde afirmaba que la Casa Blanca había sido una compra personal —comprado con su sueldo de Televisa—, y que nada venía por parte de la Presidencia: “Yo no tengo nada que esconder (…) aún así me siento con la responsabilidad de explicarles paso a paso todo lo relacionado con la casa que ha sido cuestionada por algunos medios de comunicación”.

A pesar de las disculpas y las devoluciones, que pueden ser muchas y venir de cualquier forma, la ciudadanía todavía se pregunta de dónde salió el dinero y, más importante, qué motivación está detrás de este cambio de imagen que Peña Nieto persigue desde hace meses.