AMLO insiste en fraude electoral de 2006; Calderón responde ‘que se ponga a trabajar’

En la mañanera de hoy, el presidente señaló el 'fraude' del 2006, lo que le abrió los micrófonos de medios a Felipe Calderon, quien está armando un nuevo partido político
Calderón responde a acusación de fraude de AMLO (Imagen: Especial)

Esta mañana en su conferencia de todos los días, el presidente López Obrador mencionó las elecciones del 2006 y las consecuencias que el “fraude electoral”. Ni tardo ni perezoso, el ex presidente Felipe Calderón salió a defenderse.

Las conferencias mañaneras se han convertido en un espacio algo extraño en el que lo mismo se presentan programas de gobierno que comentarios que luego tienen que salir a aclarar múltiples secretarios de Estado.

Esta mañana, ocurrió uno de esos momentos, cuando el presidente comenzó a hablar de su buena relación con los empresarios del país, pasó por su propuesta para construir estadios de béisbol y terminó en el comentario sobre las elecciones de 2006.

Por ese fraude hundieron al país, si no se hubiese llevado a cabo ese fraude del 2006, el país no estaría como está. Ese fraude causó muchísimo daño, porque impusieron a Calderón y su primera decisión fue declararle la guerra al narco, sin tener elementos, sin saber el porqué de la inseguridad, sin atender las causas, fue pegarle un garrotazo a lo tonto al avispero que generó toda la violencia que hasta este día se padece”.

Su tirada contra el gobierno de Calderón lo cerró diciendo que “no busca la venganza” y que busca “actuar de otra manera, con ética, honestidad, principios e ideales”.

Como era de esperarse, la respuesta del ex presidente no se hizo esperar y llegó a través del programa de radio de Ciro Gómez Leyva. En la corta entrevista, Calderón también recurrió a dos lugares comunes en su crítica a López Obrador: sí ganó por un margen estrecho y que está “obsesionado” con esa elección:

“Le sugiero respetuosamente al presidente López Obrador que ya se haga responsable de su gobierno. Que se dedique a resolver los problemas de los mexicanos y deje de echarle la culpa a otros. Si echarme la culpa a mí resuelve los problemas, adelante”. (Vía: Radio Fórmula)

Posteriormente, trató de explicar “el mandato moral y constitucional” que lo llevó a “enfrentar al crimen” en 2006, cuando lanzó el Ejército a las calles e incluso mencionó que su gobierno “bajó los índices de criminalidad” en los últimos dos años de su administración (a pesar de que, hasta el 2018, 2011 fue el año más violento del país desde que se tienen registros). (Vía: La Jornada)

Ahora que Felipe Calderón está construyendo un nuevo partido político, México Libre, los dichos de López Obrador lo colocan frente a micrófonos para responder una frase que nadie entendió muy bien por qué la dijo. ¿Qué tan buena estrategia es esa?

ANUNCIO