Secretaría de Gobernación declara alerta de género en Colima

La Secretaría de Gobernación (SeGob), a  través de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim) declaró una Alerta de Violencia de Género contra la Mujer (AVGM) en cinco municipios del estado de Colima: Coquimatlán, Cuauhtémoc, Tecomán, Villa de Álvarez y la capital.

El gobernador del estado, José Ignacio Peralta Sánchez, hizo pública la declaratoria anoche, al abrir la sesión del Consejo Directivo del Instituto Colimense de la Mujer (ICM). Ni bien empezado su discurso, Peralta buscó limpiarse las manos de la situación de violencia actual: ni fue en su mandato y él “promov[ió] la alerta de género siendo candidato”. (Vía: Colima Noticias)

Hasta cierto punto, tiene razón: la SeGob declaró la AVGM por una solicitud hecha en 2014 por el ICM, sin embargo, eso no exime al gobernador de que, tan sólo entre enero y marzo de este año, se han registrado 11 feminicidios, mientras que en 2016 fueron 50 (además de 48 tentativas). (Vía: El Occidental)

La alerta de género no es, simplemente, un “tache” para las procuradurías y fiscalías estatales, como muchas veces se reporta, sino, más bien, es un protocolo de trabajo, en el que se destinan recursos y preparación para todo el aparato ministerial y policiaco para sensibilizarlos en cuestiones de género y derechos humanos, al mismo tiempo que se analizan los crímenes con perspectiva de género, como apunta la Conavim:

“[la alerta de género es] una estrategia de prevención, vigilancia y seguridad pública que logre la recuperación de espacios públicos; acciones inmediatas y exhaustivas para tramitar diligentemente órdenes de protección a mujeres víctimas de violencia, y la creación de agrupaciones de seguridad especializadas en género y de reacción inmediata.” (Vía: Proceso)

Colima es de los estados que registraron una mayor alza de violencia en el 2016. El incremento, particularmente de la violencia de género es, también, un reflejo de mucha de algo que nos negamos constantemente a ver: nuestra sociedad es violenta contra las mujeres, ésta no es, como declaraba el gobernador Peralta, “una afrenta contra la sociedad”, sino un reflejo de ella misma.

ANUNCIO