Álvarez Icaza y Ahora le hacen el feo a la candidatura presidencial: buscarán 50 en congresos locales

Después de mees de ir construyendo su candidatura independiente para la presidencia en 2018 a partir de la “plataforma política” Ahora, Manuel Álvarez Icaza anunció este fin de semana que siempre no: “no seré funcional al PRI”, dijo en conferencia de prensa.

Al parecer, estas elecciones serán dominadas (al menos en números) por los candidatos independientes. Ya se ha registrado gente “de izquierda” como el experredista Armando Ríos Piter (ese al que le dijeron el “Macron mexicano”), advenedizos como Pedro Ferriz de Con, trumpeanos como Jaime Rodríguez Calderón, “El Bronco”, y una recién separada de su partido, Margarita Zavala. (Vía: Aristegui Noticias)

Punto aparte, definitivamente, es la candidatura independiente de la vocera del Congreso Nacional Indígena (CNI), Marichuy Patricio.

Por lo mismo, que se hubiera sumado otro nombre más a la lista parecería mera añadidura. Sin embargo, Álvarez Icaza anunció un cambio radical en la estrategia de Ahora: en lugar de buscar “la grande”, la organización que preside buscará conseguir candidaturas locales y llegar a posiciones en los legislativos estatales.

El cambio, de hecho, es una medida bastante inteligente. Si Ahora de verdad busca cambiar la vida cotidiana de los ciudadanos y “reconectar” a la gente con la toma de decisiones políticas, los legislativos locales son el mejor lugar para comenzar: buena parte de cómo vives la vida (y cómo se regula esa vida que vives) es a través de leyes locales. Está el ejemplo claro (con sus claroscuros) de Pedro Kumamoto y sus iniciativas en la cámara de diputados de Jalisco.

Hay uno que otro vivaracho que considera que, más bien, la apuesta se trata de una retirada estratégica. Para que alguno de estos candidatos independientes aparezca en la boleta necesitan reunir más 800 mil firmas en 16 estados de la República, con todo y que Ahora es un grupo grande (poco menos de 100 mil personas), reunir ese número de firmas requiere una estrategia amplia que, quizá, rebasaba al exombudsman capitalino y su “plataforma”. (Vía: Animal Político)

Falta muy poco para que cierren la ventanilla del registro de candidatos, y faltará menos para que empiece una campaña electoral que todos tememos en igual (o peor) medida. Dejen ustedes a los independientes, ¿estamos preparados nosotros?