Presidente de app de citas LGBT dice que el matrimonio sólo es entre hombre y mujer

Scott Chen, presidente de Grindr, una app de citas para la comunidad LGBT que tiene más de 38 millones de usuarios a nivel mundial, publicó en su perfil personal de Facebook una larga opinión contra el matrimonio igualitario: para Chen, el matrimonio es “una alianza sagrada entre hombre y mujer”.

Si nunca has escuchado de Grindr, te explicamos rápido: es una especie de Tinder para la comunidad LGBT+. Tal como Tinder, las intenciones de quienes la usan son muy variadas: desde conocer a gente nueva en un área que no conocen, algún encuentro casual o forzarse a salir con gente luego de un muy mal rompimiento.

Lo de menos es la intención que tengan sus usuarios, pero se esperaría que una aplicación (y una compañía) que gana dinero a partir de la socialización LGBT+ por lo menos tuviera ejecutivos y tomadores de decisiones que respetan sus derechos humanos básicos. Y pues no. (Vía: The Guardian)

En una publicación en su Facebook personal, Scott Chen, que vive en Los Ángeles pero tiene lazos profundos con Taiwán, publicó un largo comentario en chino e inglés en el que toma una postura… complicada: al mismo tiempo que dice defender algunos derechos de la comunidad LGBT+, insiste con que “el matrimonio es una unión sagrada entre un hombre y una mujer con la intención de tener descendencia con su mismo ADN”.

Luego de que el medio Into, propiedad de la misma compañía que es dueña de Grindr, publicara una nota en la que reportaron su comentario, Chen tuvo que salir a aplicar la vieja confiable: decir que siempre ha apoyado las causas LGBT+ y lamentaba que se haya ‘malinterpretado’ su comentario. (Vía: Into)

Publicación de Chen en su Facebook personal
Publicación de Chen en su Facebook personal (Imagen: Into)

El problema, es que Chen hizo esos comentarios justo en los días cuando, en Taiwán, se decidía a través de un referéndum la legalización o no del matrimonio igualitario, mismo que fue rechazado.

De haberse aprobado, Taiwán hubiera sido el primer país del continente asiático en aprobar la ampliación de derechos civiles de la comunidad LGBT+.

Por: Redacción PA.