En Polonia crean instalación ‘irrompible’ para visibilizar orgullo LGBT+

En muchas ocasiones, la intolerancia tiene manos y voces para gritar y oprimir. La comunidad LGBT+ en Europa lo ha sufrido y en Polonia no ha sido la excepción, pero este año han creado una instalación para contrarrestarlo.

En la icónica Fuente de Varsovia, han sido puestas esculturas e instalaciones con motivo del mes de la diversidad sexual, buscando visibilizar una comunidad ampliamente reprimida en este país, a pesar de los intentos por buscar un cambio desde el gobienro.

Ahí mismo, se han vandalizado estas mismas muestras de apoyo, pero este año habrá que tener un poco más de ingenio, pues la compañía de helado Ben & Jerry’s construyeron una instalación irrompible que consta, simplemente, de un arcoiris sobre la misma fuente.

Consta de un aspersor de agua que arroja el líquido en hacia todo lo alto y unas cuantas luces que no hacen otra cosa que iluminar esas partículas de agua que son arrojadas al vieno, formando así un bello arcoíris.

Claro, es fácil también derribar esta instalación y francamente puede que, otra vez, sea retirada o vandalizada. Sin embargo, es más visible y representa un cambia para aquellos que se acerquen a querer quitarla.

Tradicionalmente, en esta fuente se colocan arreglos florales para construir el arcoíris, mismos que son destruídos por la noche por grupos de extrema derecha polacos.

En Polonia, cada vez se dan más pasos para que la comunidad LGBT+ tenga visibilidad y goce de los derechos que todos, simplemente por ser ciudadanos polacos, tienen.

En 2011, Polonia integró dos miembros de esta comunidad a su parlamento, pero esto duró solamente tres años. Los senadores, uno abiertamente homosexual y otra una mujer trans, tuvieron que abandonar sus puestos legislativos cuando en 2014 el partido de extrema derecha asumió el poder.

Sin embargo, de manera local Polonia ha buscado un cambio. El mes del orgullo LGBT+ cada vez toma más espacios para expresarse. En 2018, se tiene conocimiento de que habrá machas, desfiles y caravanas en 12 ciudades, de las cuáles cinco son bastiones de la drecha conservadora.

Este símbolo, aparentemente irrompible, solo es una muestra más de cómo sí debe seguir existiendo un mes entero dedicado a la diversidad sexual, que en muchos casos no es comprendida, es confundida y, además, rechazada en grandes partes del mundo.

Con información de Universo Gay

Por: Redacción PA.