¿Quién fue Marsha P. Johnson y por qué es un ícono de la comunidad LGBT+?

Marsha P. Johnson fue una de las principales activistas LGBT+ y la iniciadora de los disturbios de Stonewall
Marsha P. Johnson con flores en la cabeza.

Los disturbios de Stonewall no fueron nada como el Pride al que estamos acostumbrados; no había corporaciones, no había policías marchando y no se centraba únicamente en la G de LGBT+. Los disturbios por los que podemos festejar Pride fueron verdaderas representaciones de enojo y frustración por parte de una comunidad que se sabía relegada, desplazada y discriminada.

Una de las iniciadoras del movimiento fue Marsha P. Johnson. Mujer. Negra. Travesti. Pobre. Prostituta. VIH positiva. Activista. Modelo. Drag. Fabulosa.

Marsha P. Johnson fue de las primeras en ir con vestido a Stonewall. (Imagen: Daily Mail)

Marsha P. Johnson nació como Malcolm Michaels Jr en agosto 24, 1945, en Nueva Jersey, Estados Unidos. Era el quinto de siete dentro de una familia donde el padre era obrero en una fábrica y la madre era ama de casa.

A los cinco años, Marsha empezó a utilizar vestidos, pero tuvo que parar por la agresión de otros niños. Cuenta Marsha en una entrevista que a los 13 años fue agredido sexualmente por otro niño. Hasta entonces, Marsha no sabía que existía la homosexualidad. 

A los dieciocho años, después de graduarse de la preparatoria, se mudó a Nueva York únicamente con $15 dólares en su bolsillo y una maleta con ropa.

Ese no era un momento propicio para la disidencia sexual, pues aunque el estado de Nueva York había cambiado la sodomía de un delito a una ofensa en 1950, la criminalización de los homosexuales seguía siendo común. El baile entre personas del mismo sexo estaba prohibido; los bares no podían servirle bebidas alcohólicas a personas homosexuales y utilizar vestimenta de otro género podía resultar en una acusación de desviación sexual.

Después de llegar a Nueva York, Johnson empezó a alternar entre Malcolm y Black Marsha hasta decidirse por el nombre Marsha P. Johnson. Cuando le preguntaban qué representaba la P., ella decía Pay it no mind” (“No le pongas atención“) que se volvió su lema. (Vía: BlackPast)

Marsha P. Johnson con flores en la cabeza. (Imagen: The Advocate)

Debido a su trabajo como trabajadora sexual, Marsha fue arrestada más de cien veces y hasta recibió un disparo a finales de los 70.

Vivió en las calles durante casi toda su estancia en Nueva York, hasta que se mudó con su amigo Randolfe Wicker en 1980.

El estilo de Marsha era único. Como no tenía dinero y generalmente mendigaba en las calles, sus atuendos los hacía con ropa donada o que encontraba en algún lado. Usaba tacones altos y pantuflas, batas y vestidos brillantes, joyería de fantasía. Además, colocaba flores alrededor de su cabello, a veces también fruta o hasta luces navideñas. 

No era nadie hasta que me convertí en drag queen“, decía Marsha. Sin embargo, también decía que no tenía dinero para hacer drag serio. (Vía: YouTube)

Marsha P. Johnson sonriendo. (Imagen: The New York Times)

Marsha P. Johnson fue una de las primeras en dragearse para ir a Stonewall, “era mi propia pequeña revolución“.

Según los testimonios de los activistas Morty Mamford y Marty Robinson, Marsha dio inicio a los disturbios de Stonewall al lanzar un vaso contra un espejo. Ese momento se conocería en la historia de la comunidad como “el vaso que se escuchó alrededor del mundo”.

Los disturbios de Stonewall sucedieron cuando la policía de Nueva York sacó a los visitantes de Stonewall para catearlos individualmente dos noches seguidas. Gente de la comunidad LGBT fue agredida y acusada bajo ofensas cuestionables. Se dice que Marsha fue de las primeras en resistirse físicamente a la policía, tenía 23 años en ese momento.

Los disturbios de Stonewall, que originaron la lucha por gran parte de los derechos que la comunidad tiene hoy en día, iniciaron por los “chicos de la calle”. Los que no tenían nada que perder. A los que corrieron de su casa por usar vestidos. Los que vivían en la calle. Los que se prostituían. Ellos fueron la fuerza que inició el movimiento. 

Aunque Marsha impulsaba la necesidad de tener derechos de manera tajante: “creíamos en tomar una pistola y empezar una revolución si fuera necesario“, también es conocida por su religiosidad, su cordialidad y su corazón. Sus conocidos la describen como extra educada y amable con todas las personas. Sus amigos la llamaban Saint Marsha, con un toque de devoción.

Sylvia Rivera y Marsha P. Johnson. (Imagen: The Washington Post)

Después de Stonewall, junto con Sylvia Rey Rivera, fundó STAR (un nombre completamente adecuado porque eran estrellas de cualquier modo). La asociación Street Transvestite Activist Revolutionary creó uno de los primeros refugios para jóvenes transgénero que no tenían casa.

Marsha P. Johnson también formó parte del grupo drag “The Hot Peaches” en 1972. Hasta fue fotografiada por Andy Warhol para un proyecto llamado “Señoras y Señores” que mostraba a drag queens y transgéneros en 1975. (Vía: New York Times)

Polaroid de “Ladies and Gentleman” de Andy Warhol. (Imagen: Pinterest)

A partir de 1970 sufrió varios ataques de ansiedad por lo que fue internada varias veces en instituciones psiquiátricas. A partir de esto ella decía “Puede que esté loca, pero eso no significa que esté mal”. 

Debido a la muerte de varios de sus amigos, entre los que se encontraba David Combs, pareja de Wicker, Marsha también era activista de ACT UP, organización de defensa de víctimas de SIDA. En junio de 1992, declaró en una entrevista que ella había estado viviendo con VIH positivo por los últimos dos años. 

Marsha P. Johnson murió el 6 de julio de 1992. Su cuerpo se encontró en el Río Hudson. La policía de Nueva York declaró el caso como un suicidio y fue hasta 2012 que se reabrió la investigación. Hasta el momento el caso sigue abierto.