¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

‘Te lo mereces por lesbiana’: estudiantes denuncian violencia en la UANL

En la Universidad Autónoma de Nuevo León, dos estudiantes lesbianas fueron blanco de acoso, discriminación y agresiones físicas por parte de un compañero y maestros. Aunque fueron ellas quienes fueron agredidas, autoridades universitarias tomaron la decisión de suspenderlas durante cinco días.

Carina Jasso y Katherine Góngora, estudiantes de la Facultad de Derecho y Criminología de la UANL, denunciaron a uno de sus compañeros, quien les envió mensajes lesbófobos, las insultó y golpeó en instalaciones de la universidad. En un video explicaron cómo él las atacó y cómo respondió la universidad:

“(…) A mí me dijo ‘¿Te pegan?’ (…) Yo le dije ‘¿Por qué me va a pegar?'”, cuenta Carina. “Y me dice ‘Te pegan, ¿o por qué no me haces caso? Pinche lesbiana pendeja‘. (…) Él está indignado diciendo que no nos dijo nada, que a mí no me iba a hacer caso porque ni siquiera servíamos como mujeres. Se empieza a acercar mucho a mí y yo levanto los brazos para quitarlo y él me da con el puño cerrado, me da un golpe en la cara“.

Como cuentan en el video, cuando Katherine intentó intervenir para defenderla, él también la golpeó y la tiró al piso. Cuando llegaron los prefectos y fueron escoltados a la dirección, él negó la agresión. “Nosotras con la sangre en la boca y ni siquiera nos dijeron que nos fuéramos a atender y no nos dieron permiso de ir a la enfermería o ir al baño a limpiarnos la sangre”.

“Él estaba muy alterado, los prefectos y maestros que estaban con nosotras y con él… A él lo estaban calmando, le estaban diciendo ‘¿Qué pasó?’, pero muy tranquilos, y a nosotras nada más se dirigían para decirnos que qué habíamos hecho, qué habíamos dicho para que él reaccionara así”.

Los tres fueron suspendidos durante cinco días. Carina y Katherine pidieron al subdirector que les diera el nombre del estudiante que las insultó y golpeó, pero se los negó. Esa misma noche presentaron una denuncia penal contra su agresor.

 “Al regresar a la escuela después de la suspensión los maestros nos estuvieron insultando y yo tratando de decirles por qué falté. (…) Diciéndome cosas como que yo merecía los golpes por ser lesbiana y que para qué me había metido yo en ese problema”.

Ambas relataron que no se sienten cómodas en la Facultad pues, aunque su reglamento contempla que los actos de violencia y discriminación están prohibidos, sus agresores siguen incólumes. El principal agresor sigue estudiando en la universidad.

“Sigue haciendo burlas de nosotras y sus mismos compañeros, amigos y maestros incluso hacen comentarios ofensivos hacia nosotras“.

 

Carina y Katherine ya tienen un amparo en contra de la Facultad de Derecho y Criminología, además de haber presentado una queja en Uniigénero, una queja en Derechos Humanos y una denuncia penal en contra del agresor.

De acuerdo con Animal Político, la UANL señaló que aún se encontraban evaluando el caso y que este viernes 25 emitiría un comunicado. Sin embargo, a la hora de publicación de esta nota, aún no había sido publicado. En Plumas Atómicas intentamos comunicarnos con la UANL, pero no obtuvimos respuesta.

 

Actualización 29 de enero:

Nos pusimos en contacto con el Dr. Héctor Alvarado, director de Comunicación Social de la UANL, quien negó haber acordado una fecha con Animal Político para la fecha de un comunicado oficial y público por parte de la universidad sobre el caso de las dos alumnas agredidas. Por otro lado, señaló que “toda historia tiene dos versiones” y la UANL continúa analizando el caso.

Alvardo nos aseguró que Uniigénero, la unidad de atención a la violencia de género de la universidad, tiene un protocolo que no estaba publicado cuando ocurrió el primer incidente y que la universidad trabaja en concientizar a los alumnos y personal docente a través de clases de “valores cívicos“.

El Doctor Alvarado insistió en que, al momento de la agresión, se ofreció ayuda médica y psicológica a los afectados (incluido el presunto agresor) y la pareja decidió rechazarla. Sobre las acusaciones de discriminación generalizada, comentó que si las afectadas “no dan nombres”, ellos “no pueden hacer nada” contra los presuntos agresores.

Indicó que la universidad emitirá un comunicado oficial sobre el caso, sin embargo rechazó tener una fecha de publicación pues “hay temas legales que se tienen que revisar”.