Joven trans quedó embarazada después de descubrir que tiene ovarios y útero

Mikey Chanel fue criada como niño antes de identificarse como mujer
(Imagen: Instagram / Facebook Mikey Chanel)

Una joven trans que nació con genitales masculinos y su crianza fue la  de un niño, quedó embarazada después de descubrir que tiene órganos reproductivos femeninos. Mikey Chanel está en su segundo trimestre de embarazo.

El joven de 18 años fue diagnosticado con el síndrome del conducto de Müller persistente (PMDS por sus siglas en inglés), una rara condición en la que una persona tiene genitales externos masculinos, con órganos reproductores femeninos internamente, el año pasado.

Mikey, coordinadora de eventos de Boston, Massachusetts, dice que siempre supo que era una niña. “Era obvio para todos que yo era diferente desde el principio”, dijo Mikey al Daily Mail.

“A los cinco años jugaba con los bolsos de mi tía y me ponía el lápiz labial de mi madre. Nunca me sentí como un niño. Era bastante afeminado y nunca pasé por una ‘pubertad masculina’. Solo tengo una pequeña un poco de vello facial. Siempre he tenido un cuerpo con forma femenina,” dijo.

A los 13 años, Mikey se declaró gay y luego se preguntó si podría ser transgénero.

Mikey fue diagnosticado con PMDS el año pasado mientras se sometía a algunas pruebas de rutina.

“Había tenido una sensación extraña después de orinar y tener relaciones sexuales, así que me hicieron una ecografía de mi tracto urinario. Me dijeron que tenía cuello uterino, ovarios, útero y trompas de Falopio y que podía quedar embarazada si quería. Pensé que era una broma. Ni siquiera sabía que esto era posible. Luego me mostraron mi útero en la pantalla,” contó la joven de 18 años.

Los médicos le aconsejaron a Mikey que se sometiera a una histerectomía para que le extirparan el útero. Sin embargo, cuando se enteró de que sus partes reproductivas masculinas eran infértiles, no quiso rechazar la posibilidad de tener hijos propios antes de someterse al procedimiento.

“Las personas con PDMS son susceptibles al cáncer y los tumores, y el riesgo se reduce si se realiza una histerectomía”, explicó. “Mis partes masculinas son infértiles, pero me dijeron que mis ovarios estaban funcionando. Estuve en estado de shock durante un par de semanas y luego me di cuenta de que no podría tener un hijo a menos que lo llevara yo misma, y pronto.

“Siempre supe que quería ser madre. Solía ​​jugar con muñecas cuando era pequeña y siempre he visto niños en mi futuro, así que decidí: ‘Es ahora o nunca tengo que intentar quedar embarazada’,” añadió.

Mikey se sometió a una serie de procedimientos de fertilidad, en el que se inyecta esperma de un donante en un óvulo para su fertilización.

Las personas con PMDS generalmente no tienen una abertura vaginal. Entonces, tres embriones fertilizados se implantaron en su trompa de Falopio a través de una cavidad abdominal en un procedimiento laparoscópico llamado ZIFT.

Mikey dijo: “Me dijeron que sólo había un 20 por ciento de posibilidades de que funcionara, pero funcionó, y estaba muy sorprendida pero feliz”.

“No puedo esperar para ser madre. Mis padres no estaban mucho cuando yo era una niña, así que quiero ser la madre que mis padres no pudieron ser, realmente quiero estar ahí para mi hijo,” añadió.

Con información de Noticieros Televisa
Publicidad