¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

¿Qué es un check up femenino y por qué es importante?

Estos chequeos ginecológicos son necesarios para mantener una buena salud
Check Up femenino. Imagen: Especial

Seguramente alguna vez escuchaste que era hora de ir al ginecólogo para realizarte una revisión general o un ‘check up’ pero, ¿qué es y por qué es tan importante?

Te recomendamos leer: Mexicanas inventan toalla que detecta ETS

Un check up femenino se refiere a una serie de exámenes clínicos y procedimientos médicos con los que se puede evaluar tu estado de salud.

Estos estudios no sólo abarcan un chequeo de tus órganos sexuales para ver cómo está todo respecto a ello, algunos de ellos también procuran diagnosticar el estado de todo el cuerpo.

Check up ginecológico. Imagen: Especial

La finalidad de estos exámenes es reconocer tu estado de salud y actuar o asignar tratamiento si se encuentra alguna enfermedad o afectación.

Importancia del check up

Una de las principales razones por las que es importante realizarse un check up es: mejorar la calidad de vida. Sí, así como lo lees. Estos check ups pueden ayudarte a diagnosticar enfermedades consideradas como ‘asesinos silenciosos’.

Esto, debido a que muchas veces esos malestares que puedes presentar a la hora de menstruar, tener relaciones u orinar, pueden estar ligados a una cosa más grave que un ‘dolor de estómago’.

Check ups femeninos previenen y tratan enfermedades. Imagen: Especial

Los check ups femeninos son una herramienta segura para saber cómo cuidar de mejor manera no sólo nuestra vida sexual, sino nuestro propio cuerpo. Estos pueden ayudarte a tratar y prevenir factores que pongan en riesgo tu salud.

¿Cada cuánto debo realizarme un check up?

De acuerdo con expertos, el chequeo médico o check up femenino debería hacerse al menos una vez al año pero, en caso de que presentes alguna afectación o enfermedad, esta periodicidad cambia.

Sin embargo, tu ginecóloga o ginecólogo es quien debe dictar, de acuerdo a tus resultados o tratamientos, qué tan seguido deben ser tus revisiones médicas.

Check up femenino básico. Imagen: Especial

Cabe destacar que otros factores que influyen en el número de veces que debes realizarte estos exámenes son:

  • Si tienes una enfermedad que requiera atención continua
  • Si necesitas realizarte revisiones para saber cómo va dicho tratamiento
  • Si necesitas atención prenatal
  • Si necesitas atención médica por una cita de planeación familiar

¿Qué exámenes implica un check up?

Bueno, algunos de los exámenes varían conforme tus necesidades pero el check up femenino básico incluye lo siguiente:

  • Química Integral de 36 o 45 elementos
  • Biometría Hemática
  • Examen General de Orina
  • Estudio Clínico Colposcopico (colposcopia)
  • Citología Cervicovaginal Sistema Bethesda (papanicolau)

Biometría Hemática. Imagen: Especial

Este chequeo tiene una duración de entre 30 y 40 minutos y sus precios pueden variar de acuerdo a la clínica que asistas. Algunos de ellos oscilan entre los mil 250 pesos o menos; otros son gratis en las clínicas médicas gubernamentales.

Variedad de chequeos médicos

Además, si tus necesidades son otras, también puedes realizarte estos otros check ups, que varían de acuerdo a tu edad:

  • Check up de hormonas
  • Check up mamario
  • Check up de salud sexual (incluye prueba de VIH)
  • Check up de vías urinarias
  • Check up femenino para menores de 40 y para mayores de 40
  • Check up ginecológico básico

Todo ellos incluyen al menos tres o más exámenes que pueden ayudarte a tener una mejor salud y una mejor calidad de vida.

Check up femenino. Imagen: Especial

Los estudios recomendados para mujeres de 20 a 30 años son: presión sanguínea, niveles de glucosa y colesterol, atención dental, revisión dérmica, exámenes para identificar alguna ETS, evaluaciones nutrimentales, examen pélvico y papanicolau.

Para las mujeres de 40 en adelante también aplican dichos exámenes pero las mamografías, revisiones de glucosa, exámenes cardiacos y ultrasonidos pélvicos pueden ayudar a detectar y prevenir padecimientos que son silenciosamente peligrosos como la diabetes, cáncer cérvicouterino o cáncer de mama.

Por último, una de las recomendaciones para asistir por primera vez (o no) a realizarte tu check up: no tengas miedo de hablar sobre tu vida sexual, síntomas o afectaciones, éstos datos son de suma importancia para tu ginecólogo(a) para así ayudarte con ellos y mejorar no sólo tu calidad de vida, sino tu autocuidado.