Universidad en Holanda sólo contratará mujeres

En una medida para alcanzar una mayor paridad de género, la Universidad Tecnológica de Eindhoven sólo contratará mujeres por 18 meses
Universidad de Eindhoven sólo contratará mujeres

Una universidad holandesa, con la intención de lograr la paridad de género, sólo aceptará mujeres para puestos científicos. La medida causó controversia en distintos sectores.

La Universidad Tecnológica de Eindhoven abrió, durante año y medio, puestos académicos de tiempo completo, únicamente para mujeres. Esto es con la intención de alcanzar una mayor paridad de género, pues dentro de las ocho universidades holandesas, Eindhoven es la que menos catedráticas tiene. En un estudio realizado en 2018, se descubrió que sólo 1 de cada 8 plazas académicas eran ocupadas por mujeres.

La medida entró en vigor el 1 de julio y se espera que logre por lo menos un 20% de puestos ocupados por mujeres para 2020. Si después de los 18 meses, no hay ninguna contratación femenina, se abrirá la convocatoria para hombres y mujeres por igual.

Cada puesto incluye un presupuesto de 100,000 euros para investigación supervisada por un mentor. El rectorado de la universidad busca que un mínimo de 25% de profesores titulares y un 35% de asistentes sean cubiertos por mujeres. Actualmente, sólo 16% de las titulares y 29% de las asistentes son mujeres. (Vía: DutchNews)

El plan de contratación se llama Irène Curie Fellows, en honor a la ganadora del Nobel en 1935 que además fue hija de Marie Curie. El plan forma parte de un programa de contratación mayor con 150 puestos libres para mujeres que durará cinco años.

La mayor diferencia de género se encuentra Ciencias de Computación ya que sólo tienen 14% de alumnas mujeres. Por su parte, Matemáticas y Ciencias Naturales alcanzan hasta un 38% de alumnas mujeres.

La medida de “discriminación positiva” ha sido mal recibida por varios hombres. Unos sostienen que este proceso debería de ser ilegal, mientras que otros planean “identificarse como mujeres” durante el proceso de selección para obtener el trabajo. Dicen también que esto es discriminación injustificada. Igualmente, algunas mujeres han tachado la medida de condescendiente y se niegan a participar para cumplir con una cuota.

Si el Presidente de la Universidad está tan preocupado por la falta de balance entre géneros que existe en su organización, ¿por qué no renuncia a su puesto y se lo da a una mujer? ¿O sólo piensa que *otros* hombres deben sacrificar su carrera por políticas identitarias?“, lee uno de los comentarios en redes sociales.

Esta medida es especialmente importante pues según el Foro Económico Mundial, eliminar la brecha de género tardaría un siglo, pues el ritmo actual se ha estancado. La paridad laboral en ámbitos financieros y laborales se alcanzaría, tal vez, en el 2234. (Vía: El País)

Ya que los puestos están abiertos únicamente para mujeres, “candidatas femeninas, según su pasaporte”, se ha culpado también a la universidad de transfobia. Por lo tanto, esta medida no sólo abre la discusión de la discriminación positiva, sino también problematiza las cuotas de género. ¿Es posible alcanzar la paridad de género sin este tipo de medidas?