Marchamos porque, por un día, queremos que las calles también sean nuestras

8M, Dia Internacional De La Mujer, Violencia Contra Las Mujeres

“¿Por qué siguen marchando?”, preguntan.

 

“Si hombres y mujeres ya somos iguales”.

 

“Si ya pueden estudiar y trabajar en lo que quieran”.

 

“Si las leyes las favorecen a ustedes”.

 

“Si las feministas de antes luchaban por el derecho al voto… ¡y ustedes ya pueden votar!”.

 

La verdad es que tenemos muchas razones para marchar

 

Porque el 71% de las víctimas de trata son mujeres y niñas

 

Y tres de cada cuatro son explotadas sexualmente

 

Porque al menos 12 mujeres son asesinadas en América Latina cada día

 

Y porque el lugar más peligroso para las mujeres es nuestro propio hogar

 

donde más de la mitad de las mujeres fueron asesinadas por su pareja o parientes cercanos

 

También porque, al menos en México, el trabajo no remunerado de las mujeres representa el 24.4% del PIB nacional

 

Y aun así es invisibilizado y recae desproporcionadamente en nosotras

 

Marchamos porque queremos usar el transporte público sin ser acosadas

 

Porque queremos salir de casa sin miedo a no volver nunca

 

Y que ninguna madre vuelva a tener una hija desaparecida

 

Marchamos porque, por un día, queremos que las calles también sean nuestras

 

Hasta que la violencia contra las mujeres deje de ser la norma.