¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

La confianza no salva: 90% de las mujeres con VIH son contagiadas por su pareja estable

Con el documental 'Debajo de los laureles', los testimonios de seis mujeres con VIH se escuchan en la Cámara de Diputados
Documental "Debajo de los laureles" de la AHF muestra que el 90% de las mujeres con VIH fueron contagiadas por su pareja estable.

A partir del documental Debajo de los laureles, que se presentó en la Cámara de Diputados, la AHF (Aids Healthcare Foundation) sostiene que el 90% de las mujeres con VIH fueron infectadas por una pareja estable. Mediante los testimonios de seis mujeres, se busca crear consciencia sobre el impacto del VIH y las posibilidades de tratamiento ya que según las encuestas de la AHF, en el 2016 220 mil personas viven con VIH en México.

Hay que recordar que el VIH sólo se transmite mediante el contacto directo con fluidos corporales como sangre, semen, líquido preseminal, secreciones rectales, secreciones vaginales y leche materna; el VIH no se transmite a través de la saliva. Gran parte del contagio se debe a las relaciones sexuales sin protección, lo que sucede sobre todo en los matrimonios o relaciones “estables” con promesas de fidelidad.

El documental cuenta la historia de Silvia, Beatriz, Ángela, Pilar, Alma, Guadalupe; quienes, en su mayoría se enteraron de su enfermedad debido al cuidado de su pareja. Además de contagiarse de una enfermedad casi fatal, estas mujeres vieron su confianza traicionada.

A partir del documental, ellas buscan dirigirse a las mujeres enfermas para exhortarlas a que no se den por vencidas y que se cuiden: “el VIH no te va a vencer, sólo la ignorancia”. Durante su presencia en la Cámara de Diputados, las mujeres exigieron abasto de medicamentos en forma y tiempo, ya que no tomar una pastilla es una sentencia de muerte. Exigieron, también, mejor educación sexual para evitar este tipo de enfermedades.

Como mujeres, siempre han estado relegadas al cuidado de otros. Ellas les proponen a las mujeres en general, sobre todo a aquellas diagnosticadas con VIH, que se pongan en primer plano: que usen condón al tener relaciones sexuales, aun con pareja estable; que no se queden calladas; que sigan viviendo su sexualidad de manera protegida.

Las mujeres con VIH toman las riendas de su vida y se adueñan de una sexualidad con protección. Por ejemplo, Silvia Carmona Medina, se convirtió en directora de Casa David, lugar donde abrigan y cuidan a aquellos que sufren de la enfermedad.

Los estereotipos dañinos de la enfermedad, que la asocian sin matices a la comunidad LGBT+, hace que muy pocas veces se escuchen las voces de mujeres con VIH, por lo que la presencia de estas mujeres en la Cámara de Diputados cobra mayor importancia. Las mujeres con VIH alzaron la voz, esperemos que el gobierno las escuche.