Hoy se vota controvertido referendo sobre aborto en Irlanda

En Irlanda, la Constitución equipara la vida de una mujer embarazada con la del feto, incluso cuando es resultado de una violación, existen anomalías fetales o se pone en riesgo la vida de la madre. Esto ha llevado a miles de mujeres irlandesas que buscan acceder a un aborto seguro a viajar a Reino Unido, lo cual, por supuesto, es un lujo al que solo pueden acceder las ricas. Es eso, u ordenar pastillas para abortar a través de Internet.

Las leyes antiaborto en Irlanda son tan restrictivas que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) las ha llamado ‘crueles e inhumanas‘. Cada día, nueve mujeres irlandesas viajan a Reino Unido para abortar y tres adquieren pastillas para abortar en línea (lo que representa una tasa de 91.5 abortos clandestinos por cada 100 mil habitantes en Irlanda), por lo que podrían ser condenadas hasta a 14 años de prisión.

“Dublín es el puerto desde el cual (aproximadamente) 10 mujeres al día abordan transbordadores y aviones para acceder a un aborto fuera del país.
Un lugar donde adolescentes temerosas ordenan píldoras abortivas en línea, rezan por que el paquete llegue y, finalmente, abortan sin supervisión médica. Un lugar donde mujeres con embarazos inviables deben llevarlos hasta el final o esperar por un aborto espontáneo.

Es un lugar donde, en 2014, una adolescente con tendencias suicidas, víctima de violación que buscaba asilo y dijo que ‘prefería morir antes que tener ese bebé’, fue obligada a esperar otras 24 semanas para dar a luz por cesárea“, escribió la periodista Emer O’Toole en Bright.

 

Savita Halappanavar

En 2012, una mujer de 31 años llamada Savita Halappanavar falleció en Irlanda. Halappanavar estaba embarazada y acudió al hospital, donde los doctores le informaron que tendría un aborto natural, pero se negaron a practicárselo. Días más tarde murió por una infección en la sangre que pudo evitarse de haber accedido a un aborto seguro.

“Mientras Irlanda vuelve a casa para votar para derogar la Octava Enmienda hoy, recordemos a Savita Halappanavar, quien murió de una sepsis después de que se le negara un aborto, incluso después de que doctores le aseguraran que un aborto natural era inevitable. Su muerte fue un catalizador para este referendo. Tenía 31 años.”

 

El Referendo

Hoy, los irlandeses votarán Sí o No a la legislación del aborto en ese país. Si gana el Sí, el gobierno deberá regular la interrupción legal del embarazo. Si gana el No, la Octava Enmienda seguirá vigente junto con una ley que protege la vida desde la concepción, salvo aquellos casos en los que corre riesgo la vida de la mujer embarazada, introducida en 2014.

Ante un referendo crucial para el derecho a decidir de las mujeres irlandesas, cientos de quienes viven en el extranjero han viajado de vuelta a Irlanda solo para votar y compartido su historia con el hashtag #HomeToVote:

“Estoy abordando un vuelo de 13 horas de Buenos Aires a Londres. De Londres a Dublín mañana. Ninguna persona en el aeropuerto sabe lo que significa mi viaje. Nadie sabe por qué lo hago. Si esto es solitario para mí, no puedo imaginarme cuán solitario debe ser para ella, que tiene que viajar sola a Reino Unido”.

“Vengo a casa para votar. Estaré viajando 5 mil 169 millas desde Los Angeles hasta Dublín y lo haré pensando en cada mujer irlandesa que ha tenido que viajar para acceder a atención médica que debería estar disponible en su propio país. ¡Hagamos esto, Irlanda!”.

https://twitter.com/fiarufina/status/999349802222735361

“Aproximadamente 25 segundos después de anunciarse la fecha del referendo, aparté mi vuelo desde Toronto. A todas las mujeres que han sido y continúan siendo afectadas por la Octava Enmienda, lo siento mucho. Las mujeres irlandesas merecen algo mejor”.

Las urnas cerrarán el viernes por la noche y el recuento de votos comenzará el sábado por la mañana. De ganar el Sí, el aborto no será legal de forma automática. Sin embargo, el Parlamento deberá aprobar una nueva legislación que contempla el aborto legal durante las primeras 12 semanas de gestación. Hasta las 24 semanas, las mujeres podrían abortar en caso de que su salud estuviera riesgo o que la vida del feto no fuera viable después del nacimiento. (Vía: El País)

***Actualización:

De acuerdo con la encuesta de salida hecha por Ipsos/MRBI, el Sí es ganador con 68% de los votos, mientras que el No obtuvo 32%. (Vía: The Irish Times)