José Suárez, el albañil que se convirtió en abogado por el feminicidio de su hija

Don José se convirtió en un experto de la justicia.
Imagen: (Twitter/Milenio)

Sin tener dinero para un abogado y después de que su hija fuera asesinada, José Diego Suárez Padilla dejó la albañilería para convertirse en un experto en justicia y él mismo llevó el caso del feminicidio de su hija Rosa Diana Suárez Torres. Logró meter a la cárcel al asesino y a los que consideró cómplices.

El asesinato de su hija fue un crimen anunciado. En octubre de 2010, Gilberto llegó a casa de Diana para golpearla, por lo que Don José acompañó a su hija para presentar una denuncia al Ministerio Público del Estado de México, pero las autoridades ignoraron las advertencias y se negaron a darle protección: “eso no existe en México, la órdenes de protección solo se dan en Estados Unidos. Además no te robó el celular, tú se lo entregaste”.

En Diciembre de 2010, Diana de 22 años de edad fue asesinada a manos de Gilberto por 16 puñaladas. Don José no tenía dinero para un abogado, así que decidió dejar su oficio como albañil y se devoró el código penal, civil, la ley de amparos y libros sobre los derechos humanos. Fue a tribunales y presentó más de 350 escritos para esclarecer el feminicidio de su hija.

“Le tenían que haber puesto un médico legista, no se lo pusieron. Les dijo que la había amenazado de muerte, tampoco consideraron que eso fuera delito…Cuando yo volví a todos esos juzgados, fue porque mi hija estaba muerta y ya no se podía hacer más que luchar por la injusticia…”, dijo Don José a Milenio.

Todo tuvo frutos, a finales de 2019, logró una sentencia de 67 años de prisión en contra de Gilberto y dos años para los funcionarios que negaron la protección por abuso de autoridad.

“A mi hija ya no la tengo, pero si ella dio su vida, que esa vida valga la pena. A las familias les digo: que no se rindan, que no se venzan, que luchen hasta lo máximo”, finaliza Don José.

Con información de Milenio.
Publicidad