El asesinato de Kleo, activista lesbiana y feminista, en Guanajuato

María Guadalupe Hernández Flores, conocida como Kleo, era activista, lesbiana y feminista. Fue asesinada y su cuerpo fue encontrado en el municipio de Coroneo, Guanajuato, con signos de tortura.

La activista de 37 años fue vista por última vez cuando tomó un camión para salir de viaje. Sus amigas y familiares iniciaron una búsqueda el 11 de marzo, cuando se reportó como desaparecida. El 20, una pareja que paseaba con su perro por Coroneo encontró su cadáver, que fue reconocido tres días después por su familia en el Servicio Médico Forense de Guanajuato.

Kleo pertenecía a La Tortillería Queretana, una organización de mujeres que lucha por los derechos de las lesbianas y la diversidad sexual. Era pedagoga y estudió en la Universidad Autónoma Metropolitana y en la Universidad Autónoma de Querétaro. De acuerdo con el Obituario LGBTTTI Mexicano, “adoraba a los niños, fueran sus alumnos, fueran sus sobrinos”.


“Desconocemos los detalles de su feminicidio, pero nuestra solidaridad está con su mamá, con sus compañeras lesbianas, feministas y maestras de Guanajuato y de todas aquellas con las que tejió redes”, dice el comunicado de La Tortillería Queretana.

Mientras tanto, las autoridades no han dado a conocer líneas de investigación. La Procuraduría General de Justicia del Estado de Guanajuato y la Secretaría de Seguridad Pública del estado siguen sin emitir un comunicado al respecto, por lo que la información se limita a lo que han comunicado grupos y colectivos feministas sobre el caso.

En Plumas Atómicas nos comunicamos con ambas instancias del estado de Guanajuato y no recibimos respuesta. Sin embargo, la información es susceptible de ser actualizada en los próximos días.