Asia Argento pronostica frente a todo Cannes que, como Weinstein, ‘todos los violadores y acosadores van a caer’

El 10 de octubre de 2017, en una pieza de Ronan Farrow sobre Harvey Weinstein en The New Yorker, la actriz italiana Asia Argento reveló que fue violada por el productor en 1997. Ahora, durante la entrega de la Palma de Oro en Cannes, Argento alzó la voz en el mismo lugar donde ocurrió el abuso, con un discurso en el que se dirigió no solo a Weinstein, sino a todos los acosadores/abusadores que aún se mueven en esa industria.

En la clausura del festival de Cannes de este año, un espacio en el que Harvey Weinstein solía transitar a sus anchas, Asia Argento presentó el premio a la mejor actuación femenina. Y, entonces, habló sobre la persistente violencia contra las mujeres y cómo los días están contados para los agresores sexuales:

En 1997, fui violada por Harvey Weinstein aquí en Cannes. Tenía 21 años. Este festival era su campo de cacería.

Quiero hacer una predicción: Harvey Weinstein no volverá a ser bienvenido aquí. Vivirá en desgracia, rechazado por una comunidad fílmica que alguna vez lo recibió y encubrió sus crímenes.

Incluso esta noche, sentados entre ustedes, aún hay quienes deben rendir cuentas por su conducta hacia las mujeres. Por una conducta que no tiene lugar en ésta ni en ninguna otra industria o espacio de trabajo. Ustedes saben quiénes son.

Más importante aún, nosotras sabemos quiénes son. Y no vamos a permitir que se salgan con la suya nunca más.

Argento ha declarado que, después de la violación, desarrolló trastorno de estrés postraumático. Le asustaba salir de casa, por lo que dedicó su tiempo a escribir una película semiautobiográfica estrenada en 2000: Scarlet Diva, que incluye una escena en la que un famoso productor de Hollywood intenta violarla. En ningún momento se menciona su nombre, pero era un secreto a voces que se trataba de Weinstein.

Este año, Cannes se esforzó (un poco más que antes) en hacer de su festival un espacio más seguro para las mujeres con la leyenda ‘Buena conducta requerida‘ y una línea telefónica para atender a víctimas de abuso sexual.

No obstante, para Argento y para muchas mujeres en la industria, no es suficiente: “No creo que poner ‘Favor de no violar a las mujeres‘ en bolsas de regalo detenga a un depredador”, dijo a Rolling Stone. “Cannes ha sido una zona de caza desde que empezó. Son dantescos los horrores detrás de esta idea de glamour y perfección. Si rascas la superficie puedes encontrar una pintura de Bosch del más espantoso y alucinante apocalipsis”.

Por: Redacción PA.