Venezuela decide retirarse de la OEA

El día de ayer jueves 27, la canciller de Venezuela Delcy Rodríguez anunció que el país iniciará el procedimiento para retirarse de la Organización de Estados Americanos (OEA) y que presentará una carta de denuncia al organismo internacional.

“La OEA persistió en acciones injerencistas contra la soberanía de nuestra patria y por ende procederemos a retirarnos de la organización. Nuestra doctrina histórica está enmarcada en la Diplomacia Bolivariana de Paz que nada tiene que ver con la OEA”, dijo la canciller Delcy Rodríguez. (Vía: Aristegui Noticias)

La advertencia de Venezuela de salirse de la OEA  se cumplió, pero no será tan fácil, según los procedimientos son alrededor de dos años para que, por primera vez en la historia, un país abandone voluntariamente la organización.

El secretario de Asuntos Jurídicos de la OEA, Jean Michel Arrighi, explicó que Venezuela quedará desligada de la entidad tras el plazo de dos años ydespués de haber cumplido con todas las obligaciones” estipuladas en la carta del organismo multilateral, tal como señala el artículo 143 de la carta de la organización. (Vía: Animal Político)

Antes de completar su salida, Venezuela tendrá que saldar una cuenta de más de 8 millones de dólares, según datos la agencia de noticias EFE.

La OEA fue fundada con el objetivo de lograr en sus Estados Miembros, como lo estipula el Artículo 1 de la Carta, “un orden de paz y de justicia, fomentar su solidaridad, robustecer su colaboración y defender su soberanía, su integridad territorial y su independencia”.

El organismo nunca ha tenido el poder para imponer sanciones económicas, como el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, ni tiene el carácter de gobierno supranacional de la Unión Europea, por lo que las relaciones de Venezuela con el resto de países del hemisferio se seguirán definiendo a nivel bilateral. (Vía: BBC)

¿Entonces cuáles serían las consecuencias de que Venezuela en estos dos años saliera del organismo internacional?

Además de los 8 millones, el impacto simbólico vulnera las relaciones entre los países miembros, el diálogo, la discusión y los mecanismos jurídicos y de seguimiento con los que cuenta la OEA para atender temas sobre democracia, derechos humanos, seguridad y desarrollo.

¿Por qué tanto temor a los reclamos de la OEA?

Publicidad