Una propuesta legislativa en el Parlamento Europeo podría afectar el internet en el mundo

El Parlamento Europeo discute hoy una ‘propuesta de directiva sobre derechos de autor’ que podría regular el internet de forma semejante a como lo intentaron la ley SOPA estadounidense y la Telecom mexicana. Por la redacción actual, organizaciones como Wikipedia han iniciado un paro efectivo hasta la votación de esta ley.

Mira, lo bueno es que ya estás de vacaciones y no vas a tener que buscar con urgencia lo que ocurrió en la batalla de Yorkshire en la Guerra de los Seis años, porque si sí, tendrás un grave problema: Wikipedia está en paro por una votación que, de ejercerse tal como está descrita, podría afectar la forma como utilizas tú (y en India) el internet.

En un comunicado que aparece en su home, Wikipedia se suma a cientos de ONGs, especialistas y académicos que protestan la redacción actual de la ley, particularmente los artículos 11 y 13:

“la comunidad de Wikipedia en español ha decidido oscurecer todas las páginas de la enciclopedia antes y durante la votación del texto, esto es, hasta las 10 h (UTC) del 5 de julio. Queremos seguir ofreciendo una obra abierta, libre, colaborativa y gratuita con contenido verificable. Llamamos a todos los miembros del Parlamento Europeo a votar en contra del texto actual, a abrirlo a discusión y a considerar las numerosas propuestas del movimiento Wikimedia para proteger el acceso al conocimiento; entre ellas, la eliminación de los artículos 11 y 13, la extensión de la libertad de panorama a toda la UE y la preservación del dominio público.” (Vía: Wikipedia)

Junto con Wikipedia, personalidades, entre las que están Tim Berners (inventor del World Wide Web), Mitchell Baker, director y cofundador de Mozilla, firmaron una carta conjunta para los eurodiputados en la que los invitan a revisar con atención las posibles (y probablemente impensadas) repercusiones de los artículos 11 y 13 de la actual redacción de la ley. (Vía: Electronic Frontier Foundation)

¿Por qué estos artículos?

Bueno, desde que el internet es internet, la idea de ‘derechos de autor’ del siglo XX se ha chocado de frente con la utilización cotidiana y memística del contenido en internet (entendiendo ‘meme’ como un contenido altamente replicable con pocas modificaciones).

El intento de esta euroley de regular y frenar este uso está concentrado en esos dos artículos. El 11 se refiere a una “correcta remuneración” por el uso de contenido original y el 13 propone una especie de filtro digital para la carga de contenido al internet. Como esto es un sistema binario que afecta desde los memes hasta el cosplay, vámonos con tiento.

https://youtu.be/2cA4vhJas8A

Artículo 11

Supongamos que tú, Juanín, tienes un canal de playthrough en Youtube y en Twitch, de acuerdo a estas modificaciones, debido a que tu contenido está monetizado (o aunque no lo esté, le garantiza ganancias a las dos plataformas donde lo tienes), Ubisoft tendría todo el derecho de cobrar por la licencia de transmitir tu guía de Assassin’s Creed.

Los eurodiputados responsables de las enmiendas ya han respondido a Wikipedia y a la carta pública en una conferencia de prensa para decir que no’scierto, que sólo los grandes medios y las grandes páginas serían sujetas a estos cambios, sin embargo no hay una sola mención de esto en la ley, por lo que es un vacío legal tan grande que hasta Bowser pasaría por él. (Vía: Parlamento Europeo)

Artículo 13

Este es un poco más complicado, pero no se aleja tanto del 11. Los cambios propuestos por el Parlamento obligan a los proveedores de internet a tener una especie de filtro para subir contenido. Este filtro estaría manejado (obviamente) no por personas sino por algoritmos que no sabrían distinguir entre los múltiples tipos de contenidos que se repiten y modifican en internet: desde memes hasta cosplay, todo podría ser bloqueado por considerarse simple y llanamente copia.(Vía: Parlamento Europeo)

Entonces, ¿ya se fregó el internet?

Bueno, ya estaba bastante fregada desde que existe 4chan, Callo de Hacha y otros tantos monstruos, pero ese no es el punto. Como lo hemos visto una y mil veces cada que algún legislador ñeñe quiere legislar el internet, la suficiente presión social y en redes puede hacer que den unos muchos pasos atrás.

En el Parlamento Europeo tiene un detalle muy bonito: si el 15% de los diputados se muestran inconformes con la actual redacción de la ley, se regresa a los redactores para revisión y corrección.

Si ya se pudo frenar SOPA y la Ley Telecom, ¿qué tanto es una ley toda chiquita europea?