Trump cancela encuentro con Kim Jong-Un: dice que ‘no es lo mejor’ por la hostilidad de Pyongyang

En una carta enviada a Pyongyang y posteriormente publicada en el sitio de la Casa Blanca, Donald Trump canceló el encuentro histórico que tendría con Kim Jong-Un en Singapur el 12 de junio. Esto, dice la carta, luego de “la tremenda ira y hostilidad” del gobierno de Corea del Norte.

Carta a Kim Jong-Un de Donald Trump cancelando la junta
Carta a Kim Jong-Un de Donald Trump cancelando la junta

El giro de 180 grados de la Casa Blanca viene luego de que la semana pasada la canciller norcoreana, Choe Son Hui, se refiriera al Vicepresidente Mike Pence como un “político tonto” y le recomendara al gobierno estadounidense de que necesitaba decidirse si quería negociar o seguir amenazando, pues Corea del Norte:

Que los Estados Unidos se encuentre con nosotros en una sala de juntas o en un enfrentamiento nuclear depende única y exclusivamente de las decisiones y el comportamiento de los Estados Unidos” (Vía: The Guardian)

Trump y su administración no han hecho otra cosa más que meterse el pie en todo este asunto (y, bueno, en todo): el 14 de mayo, John Bolton, su principal asesor de seguridad, comentó en una entrevista que con Corea del Norte habría que aplicar el “modelo Libia”, y poco después lo siguió casi con las mismas palabras el vicepresidente, por eso la respuesta de la canciller norcoreana.

El “modelo Libia” no es nadita bueno para el régimen de Pyongyang: luego de que Muammar Qaddafi renunciara a sus armas nucleares en un acuerdo multilateral firmado con Estados Unidos, su gobierno fue tumbado por rebeldes apoyados económica y logísticamente por Estados Unidos. Y eso es lo que menos quiere Kim. (Vía: Vox)

Reunión entre Gaddafi y Obama cuando se negoció el tema nuclear

La carta firmada por Trump contiene con una amenaza, a pesar de que en varias ocasiones “llama al diálogo”: recuerda la ‘enorme capacidad nuclear’ de Estados Unidos, una respuesta y amenaza nada oculta tras las declaraciones de la canciller norcoreana:

Usted [Kim Jong-UN], habla de sus capacidades nucleares, pero la nuestra es tan masiva y poderosa que le ruego a Dios que nunca tengamos que usarla” (Vía: Casa Blanca)

Esto podría regresar la relación entre Estados Unidos y Corea del Norte a la tensión de 2017, cuando Trump amenazaba con ‘fuego y furia’ mientras Pyongyang probaba misiles en el mar de Japón. No estamos cerca de la guerra, pero definitivamente la carta no ayuda nada.

Por: Redacción PA.