¿Qué tan difícil sería tu vida si fueras parte de una comunidad indígena?

La población indígena en México asciende a aproximadamente 25.7 millones (que representa el 21.5% de la población nacional), según la Encuesta Intercensal de 2015. Sin embargo, a pesar de ser un quinto de todos los mexicano, es una comunidad que enfrenta condiciones adversas por el simple hecho de ser lo que son.

La ficha temática presentada por el Conapred para el Día de los Pueblos Indígenas muestra las diferentes muestras de discriminación de las que son víctimas, así como los prejuicios y estigmas que tienen que enfrentar a diario en todo México, que van desde condiciones de pobreza, falta de acceso a servicios básicos y hasta ideas generalizadas sobre su condición socioeconómica.

Según datos del INEGI, del grueso de la gente que se identifica como indígena, solamente el 27.6% habla alguna lengua indígena. De las 68 lenguas indígenas, la que más se habla es el náhuatl, siendo el 25% del total de hablantes de lenguas nativas mexicanas.

De toda la población indígena, la que más sufre es aquella que es hablante de alguna de esas 68 lenguas. De estos, solo 1 de cada 10 personas habla español, complicando cualquier contacto con personas fuera de su comunidad. Por ello mismo, el 60% de los hablantes viven en comunidades rurales, donde el uso de esa lengua es aceptado.

¿Por qué hablas español y no náhuatl? Bueno, no solo fue por la Conquista

La escolaridad de los hablantes indígenas es, en promedio, de 5.7 años de escuela que equivale al nivel primaria trunco. Sin embargo, los hombres ascienden a 6.2 este promedio, mientras que en mujeres indígenas es tan solo 5.1 años; y la media nacional es de 9.1 años.

Así mismo, mientras entre las personas de 19 y 59 años en todo el país existe solo un 3% de analfabetismo, entre la población indígena del mismo rango de edades el analfabetismo es de 6.9% (más del doble) y entre los hablantes es del 13.3% (nuevamente se dobla).

¿Qué difícil sería tu vida si fueras de comunidad indígena?
Mapa: INEGI

En cuanto al ámbito laboral toca, solamente el 44% de los integrantes de comunidades indígenas forman parte del mundo laboral y de estos, por cada 10 hombres con empleo 4 mujeres acceden a formar parte del mundo laboral. Esta brecha de género laboral es de 7 mujeres por cada 10 hombres a nivel nacional.

Así mismo, los miembros de comunidades indígenas acceden mayoritariamente a empleos de baja calificación (59.8%), donde tampoco es garantía contar con seguridad social, aunque existen programas de salud que también los incluyen lo que permite que solo el 15% de sus integrantes NO cuentes con afiliación a sistemas de salud.

A pesar de que la población indígena ya enfrenta condiciones adversas laboralmente, el 80% de los integrantes de estas comunidades están en pobreza y un 30% del total de estos grupos están en condiciones de pobreza extrema. A nivel nacional, de quienes no pertenecen a estas comunidades, solo el 5% está en pobreza extrema.

Según un estudio de Coneval, en México el 15% de la población no indígena no tiene recursos suficientes para una nutrición adecuada (el acceso a la canasta básica). Entre la población indígena, este número asciende a 49.3%.

La mitad de los niños ven normal discriminar a sus compañeros morenos, discapacitados o indígenas

Las condiciones laborales, educativas y socioeconómicas de las comunidades indígenas están delimitadas por su origen. Este está ligado ampliamente con la discriminación racial, que no se ha superado para estos grupos desde tiempos coloniales.

Según un estudio de la UNAM, ocho de cada diez mexicanos aceptaron que contratarían a una persona indígena para tareas de limpieza, cuidado del hogar y construcción. Sin embargo, este número se reduce a 5 de cada 10 cuando se pregunta si los aceptarían si fueran sus abogadxs o dentistas.

A pesar de que ese resultado refleja un contexto de discriminación, un tercio de los mexicanos cree que las condiciones socioeconómicas de los pueblos indígenas están determinadas por su cultura, o lo que es lo mismo: por ser lo que son.

Con información de ConapredINEGI

Por: Redacción PA.