¿Qué pasa en Irak y qué está haciendo el mundo al respecto?

Irak pasa por la peor crisis de violencia desde la invasión estadounidense de 2003. El grupo conocido como Estado Islámico de Irak y el Levanta (ISIS, por sus siglas en inglés) está tomando poco a poco el control del país por medio de ataques que incluyen suicidios, bombas escondidas y crucifixiones de presos. Pero, ¿por qué ocurre esto y cuál es el papel que juegan las grandes potencias mundiales en el asunto?

La historia del mundo árabe es también la historia del conflicto entre dos tribus religiosas: los chiitas y los sunitas. Sin importar la forma de gobierno, las dos tribus han mantenido el control de distintos estados de la región de manera intermitente en una lucha que se extiende por más de mil años. Así mismo, distintas potencias no musulmanas de oriente y occidente se han aliado y enemistado con estos gobiernos según sus intereses comerciales y petroleros.

irak etnias tribus

Así, en 2003, el gobierno de Estados Unidos, encabezado entonces por George W. Bush, declaró la guerra al gobierno sunita de Sadam Hussein, bajo el pretexto de una cruzada antiterrorista en Medio Oriente. Como resultado de aquella guerra, Estados Unidos apoyó la creación de un gobierno chiita, tribu que prometía un manejo del petróleo más conveniente en la zona. Nuri al-Maliki es el actual primer ministro de Irak y mantiene buenas relaciones con Estados Unidos, aunque su administración ha descuidado las exigencias de los sunitas, que representan la mayoría de la población del país.

La organización Al Qaeda, que sirvió como ejemplo del terrorismo al que Estados Unidos se enfrentó, es de origen sunita. Como toda agrupación de acción política, ha tenido diferencias internas. ISIS tiene, a sí mismo, su origen en aquella agrupación. Al Qaeda prohibió a ISIS actuar por su cuenta, pero ellos han continuado y aumentado su intervención en Irak hasta el día de hoy.

 al qaeda irak

Miembros de Al Qaeda en Irak

El objetivo de ISIS es derrocar el gobierno de Nuri al-Maliki, romper relaciones con occidente y manejar el petróleo del país. Visto en perspectiva, esta situación representa un peligro para Estados Unidos y una ventaja para Rusia. El gobierno de Putin ha buscado establecer alianzas con los principales productores de petróleo en Medio Oriente para acabar con la competencia en la venta de gas y petróleo a la Unión Europea, donde controla el mercado. El gobierno de Obama también ha buscado alianzas en la región, lo que conviene a la Unión Europea, pues de esta forma lograría garantizar energía a precios competitivos, mucho mejores de los que podría obtener bajo el creciente monopolio ejercido por la alianza rusa.

Durante el conflicto en Siria, Rusia apoyó a gobierno de Bashar Al Assad, mientras Estados Unidos apoyó a los rebeldes musulmanes. La situación ahora es complicada para Rusia, pues los rebeldes sirios, a los que atacó públicamente, eran sunitas. En este caso, son los propios sunitas de Irak los que quieren derrocar a un gobierno aliado de Estados Unidos. Rusia no puede decir nada en favor de los rebeldes, pues podría perder su buena relación con Siria, pero sí puede quedarse callado. Los términos “demócratas” y “terroristas” son usados por Estados Unidos y Rusia para referirse a sunitas y chiitas por igual, según convenga a sus intereses económicos.

140613115552_iraq_isis_control_624_spanish

El conflicto actual de Irak comenzó en 2013, cuando militares islamistas tomaron la ciudad de Faluya, en el centro del país. Desde entonces, han extendido su paso hacia ciudades más importantes, como Mosul (la segunda más grande) y Tikrit, donde nació Sadam Hussein.

La ciudad de Bagdad, capital del país, parece estar cada vez más cerca de caer en las manos de ISIS. Aunque el país cuenta con un ejército de unos 930 mil soldados, todos entrenados por Estados Unidos tras la derrota de Hussein, además de fuerzas de seguridad de distintas clases que suman unos 270 mil efectivos, la decisión de atacar a los rebeldes sunistas no es sencilla. El mundo está observando y un golpe contra ISIS, bien manejado por la organización, podría ser visto como una muestra de la intolerancia estadounidense y europea contra el mundo musulman.

Ante el avance de ISIS, y con la ciudad de Bagdad rodeada, el gran ayatolá Alí Husein Sistani pidió a los ciudadanos detener a los terroristas y frenar la ofensiva.

irak 98

El ejército de Irak recluta voluntarios ante la ineficiencia de sus tropas.

Según varios analistas, este no es el único problema del ejercito oficial de Irak. Aunque ISIS no cuenta con más de 15 mil hombres, la fuerza armada se encuentra desmoralizada por la ferocidad de los ataques sunitas y por la corrupción entre oficiales que la organización estadounidense dejó al marcharse.

Los sunitas de Siria e Irak han intercambiado armas constantemente. Sin embargo, aunque ISIS ha plateado la posibilidad de establecer un régimen religioso en Siria, no ha tenido éxito.

En principio, el gobierno de Obama dijo que no intervendría en el conflicto. Esto es importante a nivel electoral, tanto en Estados Unidos como en Irak: una de las promesas que Obama hizo a ambos pueblos fue precisamente acabar con la intervención militar americana en Medio Oriente. Sin embargo, el día de hoy, Obama ordenó alistar los portaaviones en el Golfo Pérsico para usarlos si se volviera necesario invadir el país de nuevo.

irakcrisis1462014b

Mientras Bagdad es el objetivo político de ISIS, Kirkuk es el objetivo petrolero: en esta región, compartida por sunitas y kurdos, la tercera fuerza étnica del país, se concentran las más grandes reservas de crudo de Irak: un tesoro que Estados Unidos no está dispuesto a perder. Con todo, el gobierno de Obama se resiste a la invasión y da largas a una solución porque el precio del petróleo se ha disparado a causa de los temores entre compradores que buscan aumentar sus reservas.

Con seguridad, Rusia no intervendrá militarmente en el conflicto, pero usará todo su poder para exponer a Estados Unidos si éste decide intervenir en Irak.

Como siempre, los intereses económicos y políticos parecen prevalecer en un conflicto que está cobrando miles de vidas.

Vía: El Mundo, El País, La Nación, El Universal, BBC

 

 

Por: Redacción PA.