Estas son las prohibiciones impuestas por los talibanes a las mujeres en Afganistán

El acceso a servicios de salud, educación y vida pública son prohibidos, las mujeres están recluidas en sus hogares
Las mujeres solo pueden vestir con burka | Twitter @ojovallenato_

Por segunda ocasión, los talibanes se apoderaron de Afganistán y, con ello, de la vida pública y privada de las mujeres en este país, quienes son víctimas de prohibiciones que atentan contra sus derechos humanos.

Y es que, desde el primer régimen talibán se mostró el rigor con el que eran tratadas a las mujeres, quienes, entre otras actividades, tuvieron prohibido el acceso a los estudios, trabajo y vida pública. Tal es el caso de la corresponsal estadounidense Clarissa Ward, quien recientemente portó una burka, dado el actual conflicto en el país.

Sin embargo, estas no son las únicas prohibiciones que regulan la actividad y comportamiento femenino bajo el régimen de este grupo extremista fundado en 1994

No pueden estudiar, solo llevan educación religiosa | Twitter @agusantonetti

Prohibiciones para las mujeres

Hablando del control que ejercen los hombres del régimen talibán sobre las mujeres afganas se puede notar una clara subordinación que, de ser desacatada, se pueden llegar castigar con azotes públicos y encarcelamientos. 

De acuerdo con la Asociación Revolucionaria de Mujeres de Afganistán​ o RAWA , que lucha por los derechos de las mujeres y por una sociedad laica y democrática, las mujeres tienen prohibido hacer cualquier tipo de actividad sin la compañía de su maharam (hermano, padre o marido), además no pueden hablar o estrechar la mano de algún hombre que no sea su maharam

Así mismo, tienen negado el servicio médico cuando se trate de un doctor masculino, no pueden hacer tratos con comerciantes masculinos, tampoco pueden tomar un taxi si no son acompañadas de su maharam. Pero tampoco pueden montar una bicicleta o motocicleta aunque estén acompañadas por algún hombre. 

En cuanto a su vida profesional, las mujeres tienen prohibido realizar cualquier actividad laboral, así como de estudios o desenvolverse en algún deporte. Solo algunas doctoras tienen permiso para trabajar en hospitales de Kabul. 

Relacionado a su aspecto físico, las mujeres no pueden vestir de otra manera que no sea utilizando burka, es decir, un largo velo que las cubre de cabeza a pies. Así mismo, está prohibido el uso de pantalones acampanados, maquillaje y colores vivos, llamados ‘sexualmente atractivos’ por los talibanes.

Incluso, se han mencionado casos de mujeres a quienes les fueron amputados los dedos de las manos por haberse pintado las uñas, o de quienes recibieron azotes públicos por no cubrir sus tobillos o usar tacones, ya que los hombres no deben escuchar los pasos femeninos. 

De acuerdo a lo anterior, también se ha hablado de mujeres lapidadas en plazas públicas luego de ser acusadas de adulterio. Tampoco se pueden reír en voz alta ni ser fotografiadas bajo ninguna circunstancia. 

Las medidas anteriores dejan, prácticamente, recluidas a las mujeres en sus hogares, lugares que deben permanecer con las ventanas opacadas para evitar que sean vistas, así como también deben acatar la norma que les impide asomarse a los balcones de sus hogares.

Los castigos públicos incluyen azotes | Twitter @agusantonetti

En general, los talibanes también retiran la existencia de las mujeres de los lugares públicos, esto al eliminar cualquier nombre de calles, avenidas o centros que llevan el mote de una mujer. Tal es el caso del ‘Jardín de las mujeres’ que ahora es llamado ‘Jardín de la primavera’. 

Pero, así como los talibanes implementan estas normas, las mujeres afganas también han formado grupos armados de defensa que enfrentan a los extremistas en Afganistán.

Las prohibiciones talibanes impuestas a las mujeres de Afganistán han causado polémica a nivel internacional, pues sus medidas extinguen por completo los derechos y la presencia de mujeres en toda una nación. 

***

No te pierdas el mejor contenido de Plumas Atómicas en su canal de YouTube

ANUNCIO