Bonos NAIM Cancelación

Imagen: Especial

Si algo es seguro hasta el momento es que el NAIM de Texcoco será cancelado, lo que no sabemos hasta el momento es cuándo y cuánto nos costará. Mientras tanto las obras continúan, lo que implica que se siguen gastando recursos en la construcción de un proyecto que tarde o temprano será cancelado, es decir, es dinero que literalmente se está tirando a la basura.

Recordemos que el proyecto no ha podido cancelarse porque automáticamente se declararía un default con los tenedores de bonos, lo que derivaría en una serie de demandas en tribunales de Nueva York por incumplimiento de contrato. Justamente este escenario es el que quiere evitar el gobierno de López Obrador, sobre todo porque tendría que pagar a los inversionistas los rendimientos íntegros de los bonos, intereses y cuotas de compensación, sin mencionar la crisis de pérdida de confianza en el gobierno, que se traduciría en mayores tasas de interés en la deuda y en disminución de inversiones.

Ojo: un escenario de este tipo de ninguna manera se traduciría como una crisis económica, simplemente produciría una desaceleración en nuestra economía, además de que reduciría el margen de maniobra del gobierno con el presupuesto, es decir, le quitaría liquidez.

NAIM
Imagen: Especial

Dado que el gobierno de López Obrador no quiere caer en un escenario de este tipo, la SHCP lanzó en un inicio una recompra de bonos del NAIM por mil 600 millones de dólares, la estrategia, por una parte fue que un sector de los inversionistas pudiera recuperar parte de su inversión, 900 dólares por cada mil invertidos y, por otra parte, para generar confianza en los mercados de que el gobierno va a pagar la deuda.

Sin embargo, esta oferta inicial no fue atractiva para los tenedores de bonos, de hecho, un grupo de bonistas que dijo tener más del 50% de una serie de bonos, informó en un comunicado publicado en Business Wire, estar representados por el despacho jurídico Hogan Lovells y que no entrarían a la recompra ya que les preocupaban los cambios en los contratos, así como las garantías en los pagos, pero, que estaban dispuestos a negociar con el gobierno.

Ante la renuencia de los inversionistas, el pasado 11 de diciembre, la SHCP anunció en un comunicado  que mejoraría la oferta para los tenedores de bonos. La cantidad a comprar es la misma, mil 600 millones de dólares de un total de 6 mil millones de dólares emitidos en 4 series, solo que ahora pagaría mil dólares por cada mil dólares de inversión, más intereses devengados y no pagados, además, de que darán 10 dólares por cada mil que vendan y 10 dólares a quien no venda pero que acepte las modificaciones en el contrato.

La garantía de pago de estos bonos será garantizado por la Tarifa de Uso Aeroportuario (TUA) que es el impuesto que pagan los viajeros por usar la terminal y que se ve reflejado en los precios de los boletos de avión. En términos simples, Hacienda propuso que los consumidores paguen los bonos relacionados a un proyecto que no se va a realizar. Como garantía, la dependencia dijo que incluso, podría subir el TUA, en el caso de vuelos nacionales a 23.20 dólares y para vuelos internacionales a 44.07 dólares.

NAIM Cancelación
Imagen: Especial

De aprobarse este incremento en el TUA, los boletos de avión se encarecerían en la Ciudad de México, todo esto para pagar a los inversionistas los bonos del aeropuerto cancelado de Texcoco.

Respecto a la nueva oferta, dos grupos de tenedores de bonos denominados Grupo de Tenedores de Bonos de MexCAT, conformado por dos bloques de bonistas representados por el despacho legal Hogan Lovells, uno dijo poseer más del 50% de los bonos de una serie y otro dijo tener más del 50% de los 6 mil millones, en un comunicado señalaron su rechazo a la nueva oferta del gobierno mexicano ya que siguen sin observar garantías, ya que ven la posibilidad de que se realice otro proyecto aeroportuario, en específico Santa Lucía, que podría reducir los ingresos por el TUA y, por supuesto del gobierno federal, ya que hasta el momento se desconoce si existe proyecto de viabilidad financiera y operativa.

¿Cuánto dinero se ha gastado en la cancelación del NAIM? Raymundo Riva Palacio, en su columna de El Financiero realizó un conteo sobre el dinero gastado para la cancelación del NAIM, sus cifras son las siguientes:

•Las adecuaciones al aeropuerto Benito Juárez, mil millones.

•El prepago de bonos, mil 800 millones.

•El prepago de la Fibra E, otros mil millones.

•El acuerdo con las empresas constructoras mexicanas para la terminación de los contratos, dos mil millones.

•La remediación ambiental en Texcoco, dos mil millones.

•El costo de una nueva base aérea, mil millones.

Esto daría un total de 15 mil 1o0 millones de dólares (300 mil millones de pesos a un tipo de cambio de 20 pesos), frente a un proyecto que costaba en total 13 mil millones de dólares, según las cuentas de Riva Palacio.

NAIM AMLO
Imagen: Especial

A esto hay que agregar, que cada día se incrementan los costos de la cancelación, pues las obras siguen en Texcoco. Hasta el momento no sabemos cuál será el desenlace de esta trama, lo único que queda claro es que la cancelación está costando una fortuna y, esa fortuna es dinero público proveniente de los impuestos que pagan los que usan el aeropuerto, lugar en el que por cierto, no se instaló una mesa durante la consulta del que en ese entonces era todavía gobierno electo.