México cada vez más guadalupano y y menos católico

El culto guadalupano en México ocupa un lugar de suma importancia en la vida nacional
(Imagen: Cuartoscuro)

Nuestra Señora de Guadalupe, la Virgen de Guadalupe hizo su aparición ante San Juan Diego en una visión en 1531. Desde entonces, Guadalupe ocupa un lugar especial en la vida religiosa de México y es una de las devociones religiosas más populares. Su imagen ha jugado un papel importante como símbolo nacional de México. A llegado a tal grado, que en el país hay más guadalupanos que católicos.

También te recomendamos: 

Aparición de Guadalupe ante Juan Diego

Según la tradición, la Virgen se le apareció a Juan Diego, quien era un converso azteca al cristianismo, el 9 de diciembre y nuevamente el 12 de diciembre de 1531. La Virgen le solicitó que se construyera un santuario en el lugar donde apareció, la Colina del Tepeyac. Sin embargo, el obispo Fray Juan Zumárraga,  exigió una señal antes de aprobar la construcción de una iglesia. La Virgen se apareció por segunda vez a Juan Diego y le ordenó que recogiera rosas. En una segunda audiencia con el obispo, Juan Diego abrió su tilma, dejó caer docenas de rosas al suelo y reveló la imagen de la Virgen de Guadalupe impresa en el interior de la capa. La misma imagen que ahora se venera en la Basílica de Guadalupe.

Impacto de la Virgen de Guadalupe

Se dice que la aparición de la Virgen de Guadalupe a un hombre indígena es una de las fuerzas detrás de la creación del México que conocemos hoy en día:  una mezcla de sangre española y nativa. Se cree que su piel oscura y el hecho de que la historia de su aparición fue contada tanto en náhuatl como en español ayudó a convertir a los pueblos indígenas de México al catolicismo en el momento de la conquista. Guadalupe es vista como una mezcla de herencia azteca y española.

(Imangen: Fototeca INAH)

Su imagen ha sido utilizada a lo largo de la historia mexicana, no solo como un ícono religioso sino también como un signo de patriotismo. Miguel Hidalgo usó su imagen cuando lanzó su revuelta contra los españoles en 1810. Se la podía ver en las pancartas de los rebeldes y su grito de batalla fue “Viva Nuestra Señora de Guadalupe”. Emiliano Zapata también llevaba una pancarta de la Virgen de Guadalupe cuando ingresó a la Ciudad de México en 1914.

El papa Juan Pablo II canonizó a Juan Diego en 2002, convirtiéndolo en el primer santo indígena americano, y declaró a Nuestra Señora de Guadalupe la patrona de las Américas.

Más guadalupanos que católicos

De acuerdo con Gisela von Wobeser, hay más creyentes en la Virgen de Guadalupe que practicantes católicos.  “Hay cultos locales que se han eclipsado por el de la guadalupana,” comentó para Gaceta UNAM.

Por su parte, Antonio Maza, investigador y articulista de SIGNIS, sostiene que hay más guadalupanos que católicos y que incluso que aquellos que no creen en Dios, son fieles a la Virgen de Guadalupe:

“Sí, se dice que en México hasta los ateos son guadalupanos. No lo sé, pero sí conozco a un gran mexicano que es ferviente judío y que dice, a lo mejor en broma, que es el judío más guadalupano del país.”

(Imagen: Cuartoscuro)

Y sostiene que:

“Mucho hablamos de la pérdida de los valores. Mucho de la declinación de la Iglesia Católica mexicana. Pero el atractivo de María en Guadalupe, de la niña del Tepeyac, está vivo y actuante.”

Para este 12 de diciembre de 2019, se espera que se rompa el récord de visitantes a la Basílica de Guadalupe, alcanzando los 10 millones de peregrinos. Por lo que parece que sí, que México por sobre todo, es guadalupano.

Con información de Gaceta UNAM.