¿Qué hizo Messi para rozar la prisión?

Nadie necesita saber quién es Lionel Messi, pero más de uno, necesita una explicación de qué hizo para rozar la prisión. El día de hoy el Tribual Supremo de Justicia ha ratificado la condena de 21 meses impuesta en julio pasado al jugador por delito fiscal. ¿Podría pisar la cárcel? No, realmente.

El fraude del cual es imputado el futbolista y su padre, Jorge Messi, es por 4,1 millones de euros a Hacienda durante los ejercicios 2007, 2008 y 2009, al no haber tributado en España los ingresos de 10,1 millones percibidos por los derechos de imagen del delantero durante ese periodo. (Vía: El País)

Hagamos un poco de historia: los problemas de Messi y su padre dan para diez temporadas de serie: todo comenzó cuando en 2013 fue acusado de fraude por 4,1 millones. Investigadores españoles sospechan que los Messi utilizaron un complejo (y duartesco) entramado de siete sociedades registradas en paraísos fiscales para evadir 4 millones de euros provenientes de los contratos publicitarios que firmó el jugador en los últimos años. (Vía: La Nación)

Los Messi pusieron en marcha un mecanismo de pantallas. Se contactaron con el estudio uruguayo Abreu, Abreu & Ferres para manejar la relación con Mossack Fonseca, una agencia especializada en manejar sociedades en paraísos fiscales.

Recordemos: Mossack Fonseca es protagonista de una de las investigaciones más importantes a nivel mundial en 2016, impulsada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, en ingles) y por el diario alemán Süddeutsche conocida como Panamá Papers, reveló información de 214 mil compañías corruptas, fundaciones y firmas a cargo de políticos, empresarios  y figuras públicas, entre ellos Lionel Messi. Además fueron filtrados más de 11,5 millones de documentos internos de la firma Mossack Fonseca, una agencia panameña conocida por crear y administrar sociedades offshore en paraísos fiscales.

A pesar de la resolución del Tribunal Supremo, ninguno de los dos (ni Messi, ni su padre) pisará la cárcel, pues en España, aquellos sentenciados a 24 meses de prisión y no tengan antecedentes, pueden cumplir su proceso fuera del penal. (Vía: Fox Deportes)

Por supuesto: los jueces tienen la última palabra. Eventualmente, deben dar conformidad por escrito, establecer una serie de condiciones que Messi tendrá que cumplir y fijar cuál es el plazo durante el cual se mantendrá la pena en suspenso. ¿Ustedes dirían que la bajó de pechito?