ANUNCIO

Más allá de la masculinidad tóxica: hablemos de las agresiones hacia las mujeres negras

Más que una cachetada y un mal chiste, lo que sucedió anoche en los premios Oscar 2022 fue un acto de violencia injustificable.
Maculinidad Tóxica Violencia Mujeres Negras Premios Oscar
Foto: Especial

Paradójicamente, un ceremonia que intentó promover la inclusión, la equidad e igualdad de género, además de la paz mundial, acabó en desgracia, y no solo por los elementos que resumieron todo lo que los hombres debemos dejar de ser, sino también porque evidenció las agresiones hacia las mujeres negras.

Si por alguna razón no sabes a qué me refiero, todo eso sucedió durante los premios Oscar 2022 cuando el comediante Chris Rock y el actor Will Smith protagonizaron su papel más importante de los últimos años: dos machos violentos, atrapando a una mujer en medio de un doble acto de violencia.

Smith atacó a Rock en el escenario de los Oscar después de que el comediante agredió a su esposa, Jada Pinkett Smith, con una especie de broma sobre su cabello a pesar de ser consciente de “la importancia del cabello para las mujeres negras” (produjo un documental sobre ello en 2009).

Pinkett Smith sufre de alopecia, y aunque no está claro si el comediante está al tanto de su condición médica, sugirió que la actriz se estaba preparando para un papel en una secuela ficticia de GI Jane (1997), de Ridley Scott.

Smith subió al escenario y le propinó una cachetada brutal:

Uno, como macho, y supuesto héroe de las mujeres, podría pensar que Smith hizo lo correcto al defender el honor de su esposa… pero en realidad fue un acto que ilustra perfectamente la masculinidad tóxica y todo lo que seguimos haciendo mal como hombres, patriarcas, restauradores del orden y vigilantes de las virtudes, como escribe Octavio Salazar para el diario El País.

“Parezco el padre loco, tal como decían de Richard Williams”, fue como Smith, entre lágrimas, intentó justificarse.

Pero más allá de la masculinidad tóxica, toda la violencia de anoche en los premios Oscar también incluyó la burla y degradación a la que están expuestas las mujeres negras incluso por hombres de su propia comunidad, como señala la escritora, activista y divulgadora de temas raciales Jumko Ogata Aguilar, además de la violencia estética, que acusa la escritora Esther Pineda.  

“Se les hace muy fácil tildar de ‘machito’ y ya, sin ver que es la segunda vez que Rock insulta a Jada públicamente ‘en broma’ y esta vez fue por motivos capacitistas”, escribe Aguilar. “Y es que es costumbre la burla y degradación a las mujeres negras en público. También es cuestionable la reacción”.

“Si eres mujeres, y más aún una mujer negra, estás siempre siendo juzgada y expuesta a ser violentada por tu apariencia física si por alguna razón no respondes a la expectativa de belleza que se ha construido para ti”, explica Pineda.

En 2016 Rock también se burló de Pinkett cuando ella y Smith intentaron boicotear los premios después de que ningún actor negro fuera nominado por segundo año consecutivo. “Jada [Pinkett Smith] boicoteando los Oscar es como yo boicoteando las bragas de Rihanna. No fui invitado”, dijo Rock hace seis años.

La suma de los comportamientos de Smith y Rock muestra cómo las mujeres están a expensas de nosotros, de nuestra violencia incluso oculta debajo de un terrible chiste, y cómo muchos podríamos seguir dispuestos a tolerar esta clase de actitudes y hasta celebrarlas porque estaba “defendiendo a su mujer”. 

***

Continúa con la conversación masiva en nuestro canal de YouTube.

ANUNCIO
ANUNCIO