¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

GIEI denuncia que ellos también fueron objetivo de #GobiernoEspía

ACTUALIZACIÓN: El periódico estadounidense, The New York Times, que a finales del mes pasado confirmó que el gobierno mexicano utilizó un software espía conocido como “Pegasus” para espiar a activistas, defensores de derechos humanos y periodistas, publicó en su primera plana de hoy que es altamente probable que el gobierno mexicano también haya espiado al Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI).

A partir del equipo científico canadiense que también analizó los celulares de activistas y periodistas, Citizen Lab, se confirmó que por lo menos tres celulares habían sido infectados con el malware comprado por diferentes dependencias del gobierno mexicano, como la PGR, la Sedena y el Cisen.

Aunque Citizen Group no puede confirmar que el espionaje haya sido realizado por el gobierno mexicano, el hecho de que NSO Group sólo lo vendiera a agencias de gobierno y bajo “la promesa” de que su tecnología sólo sería utilizada contra terroristas y grupos delincuenciales, no hace sino aumentar las sospechas.

El GIEI fue invitado a México por parte del gobierno tras los largos meses de protesta tras la desaparición de ls 43 de Ayotzinapa y fue convocado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), por lo que contaba con inmunidad diplomática. Si se llegara a confirmar que el gobierno mexicano utilizó Pegasus contra el GIEI sería una mancha histórica para el país.

Según Francisco Cox, abogado chileno y miembro del GIEI:

“No estás interviniendo el teléfono de cualquiera, sino de alguien que tiene inmunidad; no podían ni siquiera revisar mis maletas en el aeropuerto. Si esto le puede suceder a un órgano independiente que tiene inmunidad y que fue invitado por el mismo gobierno, da miedo pensar qué le podría pasar a un ciudadano común en México”. (Vía: NYT)

Los intentos de hackeo de varios celulares de los miembros del GIEI ocurrieron entre el 4 y 6 de marzo de 2016, cuando el grupo estaba a punto de publicar su informe final de lo ocurrido la noche del 26 y 27 de septiembre de 2014 en Iguala, y después de que varios miembros del grupo habían denunciado presiones y bloqueos de parte de las autoridades.

John Scott-Railton, investigador senior de Citizen Lab comentó para el diario estadounidense:

“Citizen Lab y nuestros socios estamos encontrando a personas afectadas por el programa espía de NSO prácticamente donde sea que volteamos a ver en México. Nunca he visto nada que se compare con la escala y el alcance de este caso”. (Vía: NYT)

 

El Grupo de Interdisciplinarios de Expertos Independientes (GIEI) también pudo ser víctima de espionaje por parte del gobierno, a través del malware Pegasus. Así lo anunciaron la presidenta de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Esmeralda Troitiño y el comisionado James Cavallaro, quienes recibieron una carta del GIEI.

“Nos informan que varios miembros del grupo, así como el secretario ejecutivo, recibieron en marzo de 2016 mensajes muy parecidos a los que se describen en el informe titulado Gobierno espía. Vamos a comunicar formalmente sobre esta carta al Estado, acabamos de recibirla, pero como estamos tocando este tema, quisiera, como todos en la mesa, y la sociedad civil, escuchar más sobre estas investigaciones”, subrayó Cavallaro. (Vía: La Jornada)

La carta que fue entregada durante la audiencia por el caso Iguala en Lima, Perú, dentro de su 163 periodo de sesiones del CIDH. Cavallaro expresó que el presunto espionaje a defensores es un teman de “extrema preocupación” para la Comisión.  Por su parte Mario Patrón Sanchéz, director del Centro de Derechos Humanos Agustín Pro Juárez (Centro ProDH), quien fue víctima de la tentativa de espionaje, declaró al inicio de la sesión que:

“Venimos a denunciar que el gobierno mexicano espía en vez de investigar el paradero de los 43 normalistas.” (Vía: Proceso)

Respecto al tema los representantes del gobierno, en este caso el subsecretario de Derechos Humanos de Gobernación, Roberto Campa, comentó que las dependencias señaladas (Gobernación, Secretaría de la Defensa Nacional y PGR) ya atendía las medidas cautelares de la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

Troitiño insistió en saber cuáles era las autoridades del Estado involucradas, a lo que el titular de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión de la PGR, Ricardo Sánchez Pérez del Pozo, dijo que ya existe una denuncia contra quieres resulten responsables.

Audiencia CIDH

El trabajo que realizó durante un año el GIEI fue un parteaguas en la investigación sobre la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, gracias a su investigación se tambaleó la”verdad histórica” que pese a pruebas científicas internacionales, el gobierno insiste en sostener; gracias al trabajo del GIEI se reveló la presunta siembra de pruebas por parte de Tomás Zerón, aunque sólo fue sancionado administrativamente; el GIEI también entrevistó a personas detenidas y pudo integrar en uno de sus informes, que varios habían sido torturados.

GIEI al llegar a Ayotzinapa en 2015

El grupo, que fue integrado por Alejandro Valencia, Ángela Buitrago, Francisco Cox, Claudia Paz y Carlos Martín Beristain, acompañó a las familias de los estudiantes desaparecidos en momentos en los que la fuerza parecía desmoronarse por la ineptitud y omisión de las autoridades, que aún perdura. Estamos a menos de dos meses de que se cumplan 3 años de Ayotzinapa y como dijo Mario Patrón, el gobierno prefiere espiar a los que demandan justicia que investigar a los responsables de la desaparición forzada de 43 estudiantes.