¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

El embajador de EEUU y su crítica al estalinismo de Frida Khalo

Frida, por mucho que recibiera a León Trotsky, siempre se identificó como estalinista. Una de sus últimas obras fue un autorretrato con el líder autoritario de la URSS
¿Frida era estalinista como dice embajador de EEUU?

El recién nombrado embajador de los Estados Unidos en México, Christopher Landau, visitó la Casa Azul de Frida y Diego en Coyoacán y, aunque creyó aplaudir su arte, más bien ocupó el momento para criticar su ideología política.

Landau, el recién nombrado embajador de Estados Unidos en México, tiene una actividad en Twitter que hasta parece joven mexicano con mucho trabajo más procastinación.

Ha escrito sobre sus pocos seguidores, sobre qué foto poner en su perfil de Twitter, ha pedido recomendaciones para turistear… Y en una de esas, le recomendaron Coyoacán, donde está la Casa Azul de Diego Rivera y Frida Kahlo.

Además de sus intentos por ser influencer, el tuit sobre Frida ha generado muchas burlas respecto a la aparente ignorancia de Landau respecto a la biografía de Frida.

La cosa es que… de hecho, con todo y la relación que tuvieron Frida y Trotsky, la pintora siempre se identificó como estalinista y Comunista.

Los Trotsky y Frida en Coyoacán

En su diario, durante sus últimos meses de vida, la misma Frida escribió:

“Hoy como nunca estoy acompañada. Desde hace 25 años Soy un ser yo comunista. Sé los orígenes centrales. Se unen en raíces antiguas. He leído la Historia de mi país y de casi todos los pueblos. Conozco sus conflictos de clase y económicos. Comprendo claramente la dialéctica materialista de Marx, Engels, Lenin, Stalin y Mao Tsé. Los amo como a los pilares del nuevo mundo comunista. Ya comprendí el error de Trotsky desde que llegó a México. Yo jamás fui trotskista. (Vía: Espina Roja)

Incluso una de sus últimas obras fue un autorretrato con Stalin.

Autorretrato con Stalin, oleo sobre masonite, 1954

Hay muchas cosas que habría que preguntarle al embajador Landau antes de hablar de Frida y su estalinismo, pero no nos alcanzaría una nota o una tesis.

Por ejemplo, la incapacidad del embajador para ver las diferencias teóricas y de praxis entre el marxismo, el leninismo y el estalinismo, o las razones históricas por las que en México la URSS tuvo un amplio apoyo.

Podríamos preguntarle, por ejemplo, la relación de su propio abuelo con los regímenes militares de América del Sur en los 70, cuando George W. Landau pasara de ser un representante de ventas de petroleras, automotrices y mineras estadounidenses a embajador en el Chile de Pinochet y el Paraguay de Stroessner.

Quizá ser el embajador de Estados Unidos en medio de una profunda crisis diplomática debería de venir con una cuota diaria de tuits.