¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Coneval afirma que disminuyó pobreza pero especialistas lo ponen en duda

Mañana el presidente Enrique Peña Nieto presentará su 5to y penúltimo informe de gobierno y uno de los temas, o mejor dicho, datos que expondrá en cadena nacional, será el tema de la pobreza en México. Pero, ¿realmente ha disminuido la pobreza? 

Ayer el Consejo Nacional de Evaluación de la Política Social (Coneval) presentó el Índice de pobreza 2016, el Coneval aseguró que, de acuerdo a las cifras de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH), hubo una reducción de la pobreza en 2016, sin embargo, estas cifras deben tomarse con mesura, advirtieron académicos, sobre todo porque existe una disparidad que le impide al Coneval comparar datos del 2014 al 2016, debido a que las metodologías del Inegi fueron distintas.  

Un reportaje del diario Sin Embargo consultó a académicos y especialistas quienes advirtieron que el modelo estadístico elaborado por Inegi, fuente que proporcionó los datos a Coneval, podría tener un margen de error, o mejor dicho, una interpretación a medias.

Pero vamos por pasos, según el Coneval: 

  • En un línea histórica que abarca de 2014 a 2016, México pasó de tener 52 millones 813 mil 020 personas pobres en 2010 a 53 millones 349 mil 902 en 2012. 
  • Para 2014 la cifra de personas pobres en el país ascendió a 55 millones 341 mil 556. En 2016 se observó un reducción, es decir, regresamos a la cifra de 53 millones 418 mil 151 personas de un total de 122 millones 636 mil 694 habitantes, eso significa el 43 % de la población total. (Vía: Sin Embargo)

En la conferencia de prensa el titular del Coneval detalló que la “disminución” estuvo afectada principalmente por la reducción de la inflación y el crecimiento de empleo formal. Entre el 2013 y el 2016 la inflación osciló entre un 3,57 % y un 3,36 %, según datos del Banco de México (Banxico).

Diego Castañeda Garza, de la London Scool of Economics afirmó para Sin Embargo que además de que no se consideró cómo afectó la inflación, los resultados se ponen en duda debido a los cambios en el ‘operativo de levantamiento de la ENIGH 2016

Otro especialista consultado resalta que más allá de los cambios metodológicos, más de la mitad de la población enfrenta un ingreso inferior a la línea de bienestar.

“Tenemos que empezar a cerrar las brechas de desigualdad cada vez más altas. La pobreza tiene un rostro principalmente de mujeres, de jóvenes, de indígenas y de la zona rural”, expresó Rubio Trejo.

Por su parte Gerardo Esquivel en su columna de El Universal, advierte que: “no debemos echar las campanas al vuelo”. Lo anterior porque, como bien señala el economista, hay tres factores muy importantes a tomar en cuenta: primero, que la tasa de pobreza es demasiado alta para un economía de ingresos medios como la mexicana. 

 “Otras economías con niveles de ingresos medios similares tienen tasas mucho menores. Esto se debe a una distribución inequitativa en México de los ingresos”, afirma el columnista. 

Como segundo punto, coincide con los especialistas consultados por Sin Embargo, pues menciona que las cifras del ingreso obtenidas en 2016 no son producto de un trabajo de campo, si no, estimaciones derivadas de un modelo estadístico realizado por el Inegi que tienen la finalidad de permitirle al Coneval establecer sus comparativas. 

Finalmente, entre los años 2014 y 2016 hubo condiciones macroeconómicas que ‘facilitaron’ la reducción. Luego, a finales del 2016 y principios del 2017 a partir de los gazolinazos el aumento de los precios de consumo se dispararon y la ventaja que tenía el ciudadano promedio respecto a su poder adquisitivo desapareció, lo cual probablemente se refleje en un aumento de la  pobreza para el 2017.

El panorama que presenta Esquivel invita a pensar que es ‘engañoso’ y mañoso asumir que la “disminución” de la pobreza se deba a un logro del gobierno, mejor dicho, podemos decir que en parte es resultado de la dinámicas de nuestra economía.