ANUNCIO

Empresario confiesa fraude millonario en redes y luego se quita la vida 

Pidió no culpar a su familia y se hizo responsable por el fraude que pudo afectar hasta a 10 mil personas
Empresario confiesa fraude millonario en redes y luego se quita la vida
Confesó haber cometido un fraude millonario | Foto: Especial

El empresario Luis Oswaldo Espinoza Marín decidió confesar que cometió un fraude millonario con un video a través de sus redes sociales y, minutos después optó por quitarse la vida en su casa de Guadalajara

Durante 29 años pagué a cabalidad todas las obligaciones a todos y cada uno de mis inversionistas, actualmente ya no puedo seguir adelante, todo el dinero que me dieron de inversiones está invertido en bienes raíces que están hipotecados”, afirmó el inversionista de bienes inmuebles. 

Además, suplicó no aplicar represalias contra su familia o compañeros de trabajo, pues ellos no estaban al tanto del fraude, ya que le pedía firmar documentos en blanco a su esposa y socios para usarlos a su conveniencia. 

Confiesa y se quita la vida

En la grabación también aseguró “Actualmente no puedo seguir adelante ni con mi vida, los últimos seis meses de mi vida me siento anímicamente, física y moralmente destrozado, lo he perdido todo”, momentos antes de que procediera a dispararse. 

Y es que, el pasado viernes se efectuó una protesta afuera de la Fiscalía de Jalisco, donde presuntos afectados por el fraude exigían una investigación inmediata a la empresa Asesores Jurídicos Profesionales (AJP). A la que entregaban dinero por adquisiciones inmobiliarias a cambio de comisiones de casi 2 por ciento mensual.

Mismas que dejaron de percibir desde hace varios meses para darse cuenta que el empresario a cargo del negocio era ilocalizable y no se tenían registros de dicha empresa. En dos días, las denuncias sumaron 130 y se cree que hay cerca de 10 mil afectados por el fraude. 

Empresario confiesa fraude millonario en redes y luego se quita la vida

Pidió no aplicar represalias contra su familia | Foto: Cuartoscuro

Por sobre hipotecar los inmuebles fue que el empresario perdió el control de sus deudas y tras comenzar las investigaciones se procedió a catear la sede del negocio y la casa de Luis Espinoza, donde los agentes fueron recibidos con un par de disparos para, posteriormente, escuchar una detonación más. 

Esta última provino de la recámara de Luis, donde fue hallado sin vida y con una carta póstuma donde explicaba parte de sus motivos y pedía perdón por lo sucedido a sus clientes, familia y compañeros.  

La investigación del fraude continúa y se desconoce la cifra real de afectados. Aunque, antes de morir, el empresario también denunció amenazas en contra de su familia y pidió a las autoridades investigar a una lista de clientes para salvaguardar a sus seres queridos en Guadalajara

***

No te pierdas el mejor contenido de Plumas Atómicas en su canal de YouTube

ANUNCIO
ANUNCIO