El terrorismo y la violencia armada no son raras en Canadá

La policía de Toronto sigue determinando si el ataque en la celebración de los Raptors fue terrorismo, pero esta violencia no es rara en el país del norte
Tiroteo en Toronto: ¿es raro el terrorismo en Canadá? (Imagen: Twitter)

En medio de los festejos por la victoria de los Raptors de Toronto en el Campeonato de la NBA, dos personas dispararon entre la multitud. Dos personas resultaron heridas y dos tiradores ya están bajo custodia de la policía; la policía todavía no determina si lo que ocurrió se trató de un acto terrorista.

Tiroteo y estampida deja heridos en festejo de los Toronto Raptors [Video]

La policía de Toronto reporta que las dos víctimas presentaron heridas graves pero que no ponen en peligro su vida, que ya fueron detenidos los presuntos atacantes y, junto con ellos, dos armas que posiblemente se usaron en el ataque.

En cuanto se oyeron los disparos, la multitud comenzó a correr en todas direcciones, por lo que el control de la gente fue otra más de las preocupaciones de la policía de Toronto mientras localizaba y detenía a los sospechosos. (Vía: CNN)

Mientras que cada semana Estados Unidos registra una o varias balaceras, y en México los cárteles, la policía y el Ejército reportan “enfrentamientos”, Canadá parece ese país lejano y en paz en el que nada de esas cosas pasan o podrían pasar.

Sin embargo, la violencia masiva en Canadá no sólo es común, sino que se exporta: si bien no tiene los números aterradores de Estados Unidos o la crueldad y el espectáculo de la “Guerra contra el narco” mexicana, la violencia interna, los ataques terroristas y los terroristas canadienses que han atacado en otros países no son algo nuevo.

La historia de Canadá no se limita ni a la creciente ultraderecha ni a los ataques de terroristas musulmanes desde 1999; en la historia de nuestros vecinos “amables” muy al norte hay violencia terrorista anti feminista, contra el aborto, contra el régimen de Castro en Cuba, a favor y en contra del independentismo de Québec…

El terrorismo no se limita a dos o tres ideales o proyectos políticos, es una herramienta (si bien terrible y cruel) para un fin: a veces es forzar a las autoridades a negociar; a veces, sólo se trata de visibilidad; a veces es el fin en sí mismo.

Hasta el momento, ni la policía de Toronto ni los medios canadienses han identificado a los atacantes, lo que podría ser un aprendizaje (luego de cientos de casos semejantes) de que hacer públicos sus nombres no hace más que lograr lo que buscaban.