¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

El brutal origen del Día de San Valentín

No tenía mucho de amor ni de amistad
(Imagen: Wikicommons)

El Día de San Valentín es un momento para celebrar el romance, el amor y la amistad. Una fiesta  Pero los orígenes de este festival de dulces y cupidos son realmente brutales oscuros, sangrientos y un poco confusos.

También te recomendamos: El Día del Músico fue inspirado en una mujer: Santa Cecilia

Un festival pagano romano

Aunque nadie ha identificado el origen exacto del Día de San Valentín, un buen lugar para comenzar es la antigua Roma, donde los hombres golpeaban a las mujeres.

Del 13 al 15 de febrero, los romanos celebraron la fiesta de Lupercalia. Los hombres sacrificaban una cabra y un perro, luego azotaron a las mujeres con las pieles de los animales que acababan de matar.

(Imagen: Wikicommons)

Las mujeres jóvenes se alineaban para que los hombres las golpearan porque creían que esto las haría fértiles. Además, esta fiesta incluía una lotería de emparejamiento, en la que los hombres jóvenes sacaban los nombres de las mujeres de un frasco. La pareja estaría unida durante la duración del festival, y en ocasiones, estas uniones terminaban en matrimonio.

La leyenda de San Valentín

La Iglesia Católica reconoce al menos a tres santos diferentes llamados Valentín o Valentinus, todos los cuales fueron martirizados. Una leyenda sostiene que Valentín fue un sacerdote que sirvió durante el siglo III en Roma. Cuando el emperador Claudio II decidió que los hombres solteros eran mejores soldados que aquellos con esposas y familias, prohibió el matrimonio para hombres jóvenes. Valentín, al darse cuenta de la injusticia del decreto, desafió a Claudio y continuó celebrando matrimonios para jóvenes amantes en secreto. Cuando se descubrieron las acciones de Valentín, Claudio ordenó que lo mataran. Aún otros insisten en que fue San Valentín de Terni, un obispo, el verdadero homónimo de la fiesta. Él también fue decapitado por Claudio II fuera de Roma.

Otras historias sugieren que Valentín pudo haber sido asesinado por intentar ayudar a los cristianos a escapar de las cárceles romanas, donde a menudo eran golpeados y torturados. Según una leyenda, un Valentín encarcelado envió una carta de amor después de enamorarse de una joven, posiblemente la hija de su carcelero, que lo visitó durante su reclusión. Antes de su muerte, se alega que él le escribió una carta firmada “De tu Valentín”, una expresión que todavía se usa hoy en día. Aunque la verdad detrás de las leyendas de San Valentín es turbia, todas las historias enfatizan su atractivo como figura simpática, heroica y, lo más importante, romántica. En la Edad Media, quizás gracias a esta reputación,Valentín se convertiría en uno de los santos más populares en Inglaterra y Francia.

Shakespeare y Chaucer

A medida que pasaron los años, esta fecha se fue transformando en lo que es hoy en día. Geoffrey Chaucer y William Shakespeare lo idealizaron en su trabajo, y ganó popularidad en Gran Bretaña y el resto de Europa. Las tarjetas de papel hechas a mano se convirtieron en regalos en la Edad Media.

Primera carta de San Valentín (Imagen: Wikicommons)

El texto sobre el Día de San Valentín más antiguo que existe hoy en día fue un poema escrito en 1415 por Charles, duque de Orleans, a su esposa mientras estaba encarcelado en la Torre de Londres después de su captura en la Batalla de Agincourt. Varios años después, se cree que el rey Enrique V contrató a un escritor llamado John Lydgate para que redactara una nota de San Valentín para Catalina de Valois, su esposa. Estos serían los primeros textos relacionados con esta fecha y que sentarían la tradición de siglos venideros.

Día de San Valentín en la actualidad

En Gran Bretaña, el Día de San Valentín comenzó a celebrarse popularmente alrededor del siglo XVII.

(Imagen: Pixabay)

A mediados del siglo XVIII, era común que amigos y amantes de todas las clases sociales intercambiaran pequeñas muestras de afecto o notas escritas a mano, y en 1900 las tarjetas impresas comenzaron a reemplazar las cartas escritas debido a las mejoras en la tecnología de impresión. Las tarjetas confeccionadas eran una forma fácil para que las personas expresaran sus emociones. Las tarifas postales más baratas también contribuyeron a un aumento en la popularidad del envío de tarjetas de San Valentín.

Actualmente se celebra en Estados Unidos, Canadá, México, Reino Unido, Francia y Australia.