¿La detención en Alemania de Puigdemont cancela definitivamente la independencia catalana?

Carles Puigdemont, líder independentista catalán y quien fungió por unas horas como presidente de Cataluña, fue detenido en Alemania, luego de que su orden de arresto fuera reactivada el viernes pasado.

Su detención fue respondida con manifestaciones y enfrentamientos en Barcelona y otras ciudades catalanas, que dejaron por lo menos 89 personas heridas y cuatro detenidas.

https://twitter.com/RadioCarmena/status/978015414331564039

Desde octubre pasado, cuando el referéndum de la independencia catalana se convirtió en noticia internacional no tanto por el resultado de la elección sino por la respuesta del gobierno central contra la población que votó y contra los líderes independentistas que lo incentivaron, la situación en Cataluña ha sido, cuanto menos, compleja.

El gobierno de Mariano Rajoy convocó a elecciones anticipadas, confiando que hubiera un voto de castigo para Puigdemont y sus aliados, sin embargo eso no ocurrió y volvió a ganar el partido separatista, lo que ha alargado la crisis institucional en los países catalanes. (Vía: El Diario)

La detención de Puigdemont y la de los diputados y funcionarios de gobierno aliados a su causa ha sido, también, caótica y llena de preguntas sin solución.

En noviembre, a unas semanas del referéndum, España lanzó una orden de detención europea (una orden de detención que debe ser ejercida por cualquier país que pertenezca a la Unión Europea), Puigdemont se entregó a las autoridades belgas, donde se encontraba defendiendo el caso catalán frente a la Unión Europea.

Madrid rescindió la orden sin explicación alguna pero la reactivó apenas el viernes pasado, cuando Puigdemont estaba entrando a Alemania vía Dinamarca. (Vía: El País)

Manifestaciones en Barcelona tras detención de Puigdemont

El proceso de extradición contra el expresidente catalán será, cuando menos, complejo. Ya que la orden de captura fue por sedición y otros crímenes que no existen en el código penal alemán, las autoridades madrileñas tendrán que encontrar la forma de “convencer” a las cortes de Berlín que su detención y extradición no obedece a fines políticos.

Ya Berlín ha rechazado la extradición de líderes disidentes. El año pasado, el gobierno turco de Erdogan solicitó la detención y extradición de quienes señalaba como responsables del golpe de Estado del 2016, ya que los acusados lograron demostrar que no serían enjuiciados imparcialmente en Estambul. (Vía: BBC)

Mientras, los que se quedaron en España y defienden el separatismo siguen en procesos constitucionales y jurídicos, legislativos y en y desde las calles. La detención de Puigdemont, si bien es un golpe al movimiento completo, no es su cancelación.