La verdadera y muy triste historia de por qué sacrificaron a este ‘muy amable’ oso

De acuerdo al Sheriff del condado de Washington, Oregon, el oso aprendió a ser amable para alimentarse, lo que hizo imposible que aprendiera a vivir por sí mismo en la naturaleza
¿De verdad sacrificaron a un oso negro por ser muy amable? (Imagen: Facebook)

Un cachorro de oso negro fue sacrificado por las autoridades forestales del condado de Washington en Oregon, Estados Unidos, ¿pero de verdad fue porque “era muy amable”?

Parece algo que ya se ha repetido hasta el cansancio, pero quizá no del todo: los animales salvajes, con tal de sobrevivir, son capaces de aprender conductas que no harían en ambientes “normales”.

Así, un osezno en el bosque de Oregon, aprendió que si se acercaba sin ser amenazante a los humanos que todos los días subían y bajaban botes en el bosque, podía recibir comida y sobrevivir. 

A pesar de que en múltiples ocasiones las autoridades les dijeron a los visitantes que por favor no alimentaran al osito, pero no les hicieron caso y no sólo le dejaban comida, sino que se tomaban selfies con él y lo acariciaban.

Si bien pudieron creer que estaban ayudando al pobrecito oso a alimentarse con nueces y el sandwich que no se terminaron, el animal aprendió más rápido a ser “amable” con los humanos que a desarrollar sus habilidades de pesca, carroñería y caza.

En entrevista con CNN, un vocero del Departamento de Pesca y Vida Silvestre de Oregon explicó que ese contacto constante fue, justamente, la razón por la que el oso ya no pudo ser reubicado en otra parte del bosque.

Estos animales han desarrollado, gracias a miles y miles de años de evolución, herramientas para encontrar y cazar su comida, su dieta “natural” se ve afectada irremediablemente por la comida procesada que nosotros ya nos acostumbramos.

De acuerdo a un experto en vida salvaje, Kurt Licence: Este es un ejemplo clásico de por qué imploramos a los miembros del público que no alimenten a los osos. Si bien las personas que ponen comida para este oso pudieron tener buenas intenciones, nunca deben ser alimentados”. (Vía: CNN)

Incluso en el estado hay una ley que prohibe atraer animales con comida o dejando basura en los espacios públicos, pero no fue suficiente para que este animalito no fuera sacrificado por culpa de los humanos.