¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

‘Ciberasesinos’: los delitos virtuales del momento

En 2003 surgió el primer asesino serial de Internet, John Edward Robbinson en Estados Unidos
Desde 2003, asesinos conocen víctimas por Internet

Sí, el Internet es una herramienta maravillosa, pero también puede ser un lugar terrible. En los últimos años, varias personas han aprovechado la plataforma para concretar reuniones que terminan en asesinato. 

Generalmente con un perfil falso, las y los asesinos convencen a su víctima de reunirse en persona. Y no se trata sólo de las aplicaciones de “ligue”, pasa en todos lados, en grupos para adoptar perritos, en grupos donde venden ropa y en grupos que publican ofertas de trabajo.

El primer “asesino serial de Internet” es John Edward Robbinson, un hombre de Kansas, Estados Unidos. Se le conoce así por ser la primera persona –conocida– en usar plataformas digitales para contactar a mujeres –con promesas de amor y dinero– y asesinarlas. Aunque en 2003 fue acusado de tres asesinatos, se estima que mató por lo menos a cinco mujeres. De 75 años, Robbinson sigue en una prisión estadounidense, esperando la muerte por inyección letal. (Vía: Ranker)

En 2004, Lisa M. Montgomery se interesó por adoptar un cachorro para regalárselo a sus hijos de navidad. Contactó, entonces, a Bobbie Jo Stinnet en un grupo destinado a la adopción de perros. Bobbie tenía 23 años y ocho meses de embarazo. Cuando se reunieron con la intención de entregar al perro, Bobbie fue atacada. Montgomery le cortó el vientre para tomar a su bebé y criarlo como propio. Únicamente la bebé sobrevivió y Montgomery lleva encarcelada desde entonces. (Vía: Lifedeathprices)

Con la excusa de comprar-vender o hasta regalar ropa de bebé, varias mujeres han engañado a embarazadas con la intención de robarles su bebé. En 2018, uno de estos casos ocurrió en Tamaulipas.

Según Excelsior, durante nueve meses Cynthia Fátima aseguró que estaba embarazada y publicó en redes sociales varias fotos de su vientre. Sin embargo, al cumplirse el plazo de nueve meses, Cynthia declaró que había perdido a la bebé, cuando en realidad nunca estuvo embarazada. 

Con la intención de regalar la ropa que había comprado para su bebé “porque era muy triste tenerla en casa”, se reunió con Alma García, embarazada ya de nueve meses. En esta reunión, Cynthia corta el vientre de Alma para poder extraer a su bebé. Sin ningún conocimiento médico, tanto la madre como el bebé mueren durante la “cesárea”. Al momento, no hay una resolución del expediente No. 221/2018. (Vía: Excelsior)

¿Cómo protegerte de los encuentros falsos en Internet?

Siempre desconfía de cualquier persona que te contacte inesperadamente, especialmente cuando no tengan ninguna similitud laboral o de intereses. Cuando tengas dudas, pregunta. Asegurarse de que la información que te dan es correcta no es una falta de respeto, sino una forma de obtener más seguridad.

No des información personal, ¡mucho menos números de tarjetas de crédito! Algunas personas buscarán obtener información confidencial para poder hackear tus cuentas. Por lo tanto, debes tener cuidado con la información que regalas, especialmente si con esa información podrían tener acceso a tus cuentas de mail, Facebook o de banco.

Confía en tu intuición. Si sientes que la persona con la que hablas no es completamente honesta, está bien pedir evidencia que respalde lo que dice. Si vas a comprar algo, está bien pedir imágenes del producto y, de ser posible, alguna garantía o certificado oficial.

Si te vas a encontrar con alguien que conociste por Internet, asegúrate de hacerlo en un lugar concurrido. Tal vez la primera cita pueda ser en un café y no en la casa de un desconocido. Aun si sólo te van a entregar un producto, está bien ir acompañada o acompañado para sentir más seguridad. 

Internet puede ser una gran plataforma para conocer gente… mientras se haga de manera segura.