Señalan presuntos nexos de delegado Salgado con cartel de Tláhuac

Tras el enfrentamiento entre la Marina y presuntos miembros del Cártel de Tláhuac en el que cayó abatido el supuesto líder, Jesús Pérez Luna, “El Ojos”, la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCDMX) ha abierto una carpeta de investigación en la que se podría confirmar que familiares del jefe delegacional de Tláhuac, Rigoberto Salgado, tienen nexos con el cártel.

 

La PGJCDMX todavía está intentando reunir la evidencia suficiente para construir un caso contra el delegado y contra sus familiares, pero, para los vecinos de la delegación, esta relación era más que evidente. (Vía: Televisa News)

A pregunta expresa, el nuevo procurador capitalino, Edmundo Garrido, prefirió comentar que “todas las líneas de investigación están abiertas”, lo que no niega ni confirma que se esté investigando específicamente al delegado por el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena). (Vía: El Financiero)

Rigoberto Salgado había estado afiliado al Partido de la Revolución Democrática hasta hace unos años, cuando en 2015 fue postulado por Morena, elección que ganó con un muy amplio margen de diferencia. La carrera de Salgado no ha estado ausente de polémica, por ejemplo, cuando en 2004 ocurrió el linchamiento de tres policías federales en San Juan Ixtayopan, él era secretario de Seguridad Pública de la demarcación.

Salgado tiene dos hermanos: Rosendo, quien hasta hace unos meses era el dirigente estatal de Morena en Durango, pero se le suspendieron sus derechos partidistas por varias denuncias de acoso sexual, y Ricardo, a quien apuntan las investigaciones de la PGJCDMX y las denuncias de vecinos, pues se le considera un operador del cártel, dueño de restaurantes, “giros negros” y mototaxis. (Vía: El Universal)

Como te lo comentábamos cuando ocurrió el enfrentamiento, el delegado lo único que declaró fue “no saber” de la organización criminal que llevaba, por lo menos, dos años operando en su demarcación… Sí, sólo eso, que “no sabía”.

Mientras que la procuraduría capitalina no confirme ni niegue la investigación contra el delegado Salgado, le queda a la dirigencia capitalina y nacional de Morena establecer cómo actuar frente a una autoridad salida de su partido que se ha visto involucrada en tanto, como Salgado; un partido y un eterno candidato que predican desde la superioridad moral de decirse libres de corrupción tendría que abrir, por lo menos, una investigación interna.