La Conquista de México no fue como creímos

Investigadores de El Colegio Nacional dan otra perspectiva sobre la Conquista de México a manos de los españoles.
(Imagen: Wikicommons)

En 1519, Hernán Cortés y Moctezuma se encontraron por primera vez en Tenochtitlán. Este hecho ha sido documentado por los cronistas de la época. Sin embargo, académicos de El Colegio Nacional afirman que los hechos no son como nos los contaron en la escuela.

Eduardo Matos Moctezuma y Leonardo López Luján otorgaron una entrevista El País en dónde nos dicen que lo que nos contaron en nuestras clases de historia en la primaria no son del todo cierto.

Para ejemplificar, se refieran a hechos específicos, como los navíos que supuestamente Hernán Cortés hundió para que los inconformes no regresaran a Cuba. López Luján aclara:

Se han encontrado pocos vestigios sumergidos en la playa de la Villa Rica. Parece más plausible que las encallara, porque, además, meses después, mandó recuperar las partes metálicas de aquellos navíos para reutilizarlas de múltiples formas más adelante, como sucedió en la construcción de los pequeños bergantines que asediaron el lago de Texcoco.

Moctezuma y Malinche

Con respecto al emperador de los aztecas, el mito es el que ha trascendido. Matos nos asegura que se dio cuenta del peligro que representaban Cortés y sus huestes. Tal vez haya creído que era Quetzalcóatl, pero esa creencia no duró mucho tiempo.

Moctezuma buscaba que los regalos que el envió a Cortés lo disuadieran de seguir adelante, no porque fueran una ofrenda a una supuesta deidad. Siempre trato de combatirlo, aunque no haya tenido éxito.

(Imagen: Wikicommons)

Por su parte, la Malinche no es la traidora que se cree. Como lo explica Matos Moctezuma:

Malintzin es considerada una traidora, pero yo opino que no, porque ella no era mexica. No traiciona a su propio pueblo, el maya-chontal. Al contrario. Ella había sido testigo de la expansión del imperio mexica. Estaba uniéndose para apoyar a quienes quizás pudieran defenderlos en contra de Tenochtitlan.

El Oro y el tamaño del ejército español

López Luján aclara que el oro que había en Tenochtitlán era poco, comparado, por ejemplo, con las riquezas de territorios andinos. En Mesoamérica se valoraban más las plumas de aves como el quetzal y las piedras como el jade y la obsidiana.

En cuánto al ejército queda claro que sin los aliados de los pueblos sometidos por los mexicas, hubiera sido imposible lograr la conquista.

(Imagen: Wikicommons)

Lo que queda claro es que los hechos ocurridos hace 500 años tienen mucho de mito y es importante conocer como ocurrieron realmente dimensionar lo que pasó en la caída del Imperio Azteca a manos de los españoles.

 

ANUNCIO