Comisionado de Pueblos Indígenas hace viajes pero no resuelve problemas

En México hay entre 60 y 80 pueblos indígenas, a diario se enfrentan a problemas que afectan su derecho al territorio y son desplazados de manera forzada por los contextos de violencia. En medio de constantes abusos a sus derechos, el titular de la Comisión para el Diálogo con los Pueblos Indígenas de México (CDPIM), Jaime Martínez Veloz, sólo ha hecho viajes a Tijuana. En total 79 veces entre 2014 y 2017, con cargo al erario público.

El diario Reforma reportó que el costo de los viajes oficiales suman más de 680 mil pesos. El dato no es gratuito cuando el comisionado ha hecho una gran carrera política en Tijuana y Baja California, pues ha sido dos veces diputado federal por el PRI, una vez diputado local también por el PRI. Además, ser dos veces candidato a Presidente Municipal (también por el PRI), ah! y en 2001 y 2007 por el PRD. (Vía: Reforma)

La información fue obtenida vía la ley de Transparencia y en ella se detalla que los viajes del comisionado duran en promedio dos o tres días con intervalos que en ocasiones, sólo son de cinco o siete días. Pero este dato que levanta sospechas, es justificado con que los viajes son para dar seguimiento al conflicto de los jornaleros de San Quintín. Conflicto que lleva dos años sin que las autoridades hayan atendido las demandas de los jornaleros. Incluso cuando ya existe una recomendación de ls Comisión Nacional de Derechos Humanos.

Y no es por menospreciar a Baja California pero en ese estado sólo se tiene el registro de cinco grupos indígenas, los paipai, los cucapá, kumiai, cohimi y kiliwas; en Tijuana viven comunidades de trabajadores migrantes de origen mixteco, zapoteca, nahua, triqui y tzotzil. Del total de los viajes realizados entre enero del 2014 y abril del 2017,  los viajes a Tijuana representan el 59 por ciento del total de 134 viajes realizados. 

Mientras el funcionario pone más de la mitad de su atención y recursos en los viajes a Tijuana y Baja California, habitantes de Oxchuc en el sur del país, Chiapas, piden su destitución. 

El municipio de Oxchuc vive un conflicto poselectoral desde el 2015, pues en febrero del 2016, indígenas tzeltales desconocieron a la alcaldesa del PVEM, María Gloria Sanchez. María Sanchez es esposa de Norberto Santíz y ambos han gobernado el municipio en los últimos cuatro trienios. Santíz ha sido dirigente del grupo paramilitar MIRA (Movimiento Indígena de Resistencia Antizapatista). (Vía: Sin Embargo)

A raíz de este conflicto, el comisionado no ha hecho prácticamente nada y en una carta, habitantes de Oxchuc pidieron su renuncia, en la carta expresan que “lejos de coadyuvar en la solución del conflicto”, Martínez Veloz se ha convertido “en asesor y vocero de una grupo que se dedica a violentar a nuestros hermanos indígenas “. (Vía: El Universal)

¿Será que los viajes del comisionado le estarán funcionando para otra probable candidatura o será que atiende las problemáticas a distancia?

Publicidad