¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Mil 200 migrantes centroamericanos en caravana atraviesan México: protestar caminando

Una caravana conformada por mil 200 migrantes indocumentados está atravesando México en un acto de protesta para exigirle al gobierno de los Estados Unidos responsabilizarse por la crisis humanitaria y política que atraviesan sus países de origen: Guatemala, Honduras y El Salvador.

Migrantes entrando a Tapachula, Chiapas, primer paso de su caravana

Alrededor de mil 200 centroamericanos se sumaron a una Caravana Migrante organizada por la Organización No Gubernamental Pueblo Sin Fronteras. Entraron a territorio mexicano ilegalmente por Tapachula, Chiapas, hace una semana y se han convertido en el foco de la ira de Trump.

Niños, ancianos, mujeres embarazadas, jóvenes que están intentando por quinta vez consecutiva a los Estados Unidos… La caravana está atravesando el territorio nacional sin ser detenida por oficiales del Instituto Nacional de Migración (INM) ni por policías locales o soldados, pero tampoco por miembros de cárteles, polleros o extorsionadores. Porque mil 200 personas caminando juntas no son algo común, algo que pueda detenerse en una tierra plagada por la violencia. (Vía: Martínez, La Bestia)

“Si nos protegemos entre todos, vamos a pasar esto juntos”, se repiten una y otra vez los migrantes que buscan, en su mayoría, asilo político en los Estados Unidos: entrar a territorio estadounidense y entregarse a la Patrulla Fronteriza. Otros buscan asilo en México o encontrarse con su familia en alguna ciudad mexicana. Muy pocos intentarán entrar ilegalmente (y permanecer) en un país que, saben, no los va a recibir.

80% de los marchantes son de Honduras, un país sumido en la violencia y una crisis poselectoral continua. Así mismo, El Salvador y Guatemala padecen desde hace más de diez años una guerra encarnizada entre pandillas y cárteles de la droga en la que los ciudadanos están siempre en el fuego cruzado. (Vía: BuzzFeed News)

Alex Mensing, presidente de Pueblos Sin Fronteras, lanzó un comunicado en el que declara que, más que organizar, la ONG acompaña y asesora a los migrantes, quienes son en realidad quienes lideran el movimiento y determinan su alcance, camino y luchas.

La Secretaría de Gobernación y la de Relaciones Exteriores respondieron al paso de la Caravana hasta que Donald Trump tuiteó al respecto, como era de esperarse, desde su ignorancia y odio. Tanto Videgaray como Navarrete Prida tuitearon sobre la urgencia del trabajo conjunto con los Estados Unidos, sin ver que también el paso de la caravana y el peso de la caravana es, también, una exigencia hacia las autoridades por el olvido y violencia que enfrentan los migrantes centroamericanos en territorio mexicano. (Vía: Reuters)

Mil doscientos caminarán por más de un mes por todo el territorio mexicano para exigirle a dos países responsabilizarse por sus fallos: por la exportación de violencia política y de drogas de uno, por el abandono endémico y el viacrucis por el que pasa cada migrante, al otro.

¿Alguien los escuchará?