Canción del Sur: ¿por que es tan controvertida esta película de Disney?

A este filme se le ha acusado de ser racista
(Imagen: Disney)

Song of the South o Canción del Sur una controvertida película que Disney estrenó en 1946. No por nada no aparecerá en el servicio de streaming de Disney +, porque la propia compañía considera que tiene “representaciones culturales obsoletas”. ¿De qué trata este filme que es considerado racista?

También te recomendamos: Disney + agrega anuncio sobre el racismo en sus películas clásicas

¿Cuál es la premisa de Canción del Sur?

Song of the South o Canción el Sur es un híbrido de animación y live action de 1946 dirigido por Harve Foster y Wilfred Jackson. Basado en las historias recopiladas del tío Remus del autor Joel Chandler Harris, la película sigue a un niño inocente de Atlanta llamado Johnny, que se muda con su madre a la plantación de su abuela, mientras su padre permanece en Atlanta para trabajar como editor de un periódico.

En la plantación, Johnny aprende una serie de lecciones de vida del tío Remus en forma de historias sobre el animado Hermano Conejo (Br’er  Bunny) y su búsqueda para evadir al Hermano Zorro (Br’er Fox) y al Hermano Oso (Br’er Bear).

Entre estos interludios de dibujos animados se incluye Zip-a-Dee-Doo-Dah, que ganó el Oscar a la mejor canción original y es una de las canciones más famosas y queridas de la amplia colección de Disney.

No se escucha mal, ¿cierto? Entonces, ¿cuál es el problema con Canción del Sur?

Racismo y Disney

La era del escenario de la película es deliberadamente vago. Si bien está implícito que los trabajadores negros ya no son propiedad de la familia de Johnny, todavía están completamente serviles, y son felices por ello. Al ser un tiempo que no está definido, podríamos incluso asumir que se ubica antes de la Guerra de Cesión de los Estados Unidos y los esclavos son felices de ser esclavos.

James Baskett interpreta al tío Remus como un compañero sobrenaturalmente alegre, una especie de santo que el puente entre la secuencias de acción en vivo y las animadas.

Por la presencia mágica-negra de Baskett, por las voces ridículamente estereotipadas de los personajes de dibujos animados y por la dinámica generalmente agradable entre los terratenientes blancos y su ayuda, a Canción del Sur se le considera una de las películas más racistas, no sólo de Disney, sino de Hollywood.

Tío Remus y Hermano Conejo (Imagen: Disney)

Ciertamente, nada en la película se acerca al racismo virulento de una película como El Nacimiento de una Nación. La epopeya silenciosa de Griffith sobre los “heroicos” esfuerzos del Ku Klux Klan para proteger el Sur tras la Guerra Civil de los antiguos esclavos negros, que fueron interpretados por actores blancos pintados de negro.

Sin embargo, al eliminar los detalles concretos del tiempo y el lugar, Disney esencialmente convirtió el sistema de plantación en una ridícula utopía donde los negros y los blancos viven en armonía,donde lo único que está claro es que los negros son inferiores y serviles a los blancos, pero están contentos de trabajar los campos. Cómo si fuera su única función en la vida.

A pesar de lo magníficamente animadas que están las secuencias del Hermano Conejo, sus mensajes tampoco ayudan a Canción del Sur. Varias de las historias de Remus son sobre el Hermano Conejo queriendo escapar de sus problemas. La moraleja, inevitablemente, es que no puedes evitarlo pero que no hay mejor lugar que el hogar.

Estas lecciones son particularmente importantes para Johnny porque al principio no le gusta la vida en la plantación y quiere huir para vivir con su padre en Atlanta. Pero cuando se combina con la actitud extrañamente alegre de los personajes afroamericanos sobre su estatus social, la película parece que manda el siguiente mensaje: No hay que salir de la plantación, porque no hay razón de mejorar. Sólo hay que dejarse llevar.

(Imagen: Disney)

Es por eso que Disney ha decidido no lanzarla en DVD en Estados Unidos, aunque se puede encontrar en algunos países en versión laser disc o pirata.

¿Tiene razón Disney en querer ocultar su existencia?

Esa es una pregunta complicada. La película tiene un valor histórico innegable, particularmente por su apartado visual visual. La combinación de animación y acción en vivo es sorprendente para su tiempo. Y Zip-a-Dee-Doo-Dah es una canción que hasta Frank Sinatra interpretó.

Pero, lo importante de no negar su existencia es el valor histórico que tiene como producto de su tiempo. Disney podría lanzar Canción del Sur y ubicar la película en un contexto histórico apropiado, reconociendo sus fallas y defendiendo su importancia con una variedad de características especiales. No es necesario negar su existencia, es fundamental saber que ha habido un cambio en estas perspectivas para contextualizar luchas y entender la búsqueda de derechos y equidad.