A pagar tarjetas: Banxico sube la tasa de interés al 7.75%

Banxico

La última vez que en México vimos la tasa de interés referencial a 7.75% fue en diciembre de 2008, cuando el sistema económico global enfrentaba una de las peores crisis económicas de la historia.

Pues el día de hoy el Banco de México anunció que elevó la tasa de interés en 25 puntos base, pasando del 7.50%  al 7.75% e igualando la cifra a la que tuvimos durante la crisis económica de 2008, ya antes mencionada.

Recordemos que la tasa de interés de referencia no es otra cosa que un instrumento de política monetaria del Banco Central, que tiene como finalidad ponerle precio al dinero y al crédito, en ese sentido, cuando la tasa va a la alza, se está encareciendo el dinero y el crédito para fomentar el ahorro, mientras que cuando va a la baja se está incentivando el consumo; estas medidas son utilizadas sobre todo para contener a la inflación.

Este incremento ya era esperado por los mercados, sobre todo porque las líneas alcistas en política monetaria que está llevando la FED en Estados Unidos, además de la depreciación sostenida del tipo de cambio peso/dólar en los mercados cambiarios internacionales.

A nivel interno, esta decisión de política monetaria del Banco Central se dio también como medida preventiva contra la inflación, la cual a pesar de que bajó de abril a mayo del 4.55 al 4.51%, corre el riesgo de sufrir un impulso a raíz del incremento de los precios internacionales del petróleo, gasolinas y gas LP. Asimismo, podría haber un impacto inflacionario derivado de la guerra arancelaria con los Estados Unidos.

“En particular, se ha observado una mayor depreciación del tipo de cambio y presiones sobre los precios de las gasolinas y del gas L.P. asociadas a incrementos en sus referencias internacionales. En caso de persistir estos factores, se afectaría el ritmo de disminución de la inflación”, señaló el gobernador de Banxico, Alejandro Díaz de León.

Dentro de la ortodoxia monetaria estas medidas son aplicadas justamente para contener la inflación, sin embargo, como toda decisión económica conllevan ciertos riesgos y ciertas consecuencias no deseadas, en el caso de nuestro país se corre el riesgo de aumentar la morosidad en los créditos, ya que los intereses bancarios aumentan en consecuencia, de la misma forma, las tasas altas desincentivan el consumo  y por tanto impactan al crecimiento económico.

Finalmente, te recomendamos que si usaste tu tarjeta de crédito pagues lo más que puedas en estos momentos, ya que los intereses van a subir. También te aconsejamos que si vas a usar tu tarjeta, lo hagas, pero comprando a plazos fijos, es decir a meses sin intereses. (Vía: El Financiero)