¿Cómo autoexplorarse para prevenir el cáncer de mama?

La autoexploración es de los métodos más eficaces para la pronta detección de esta enfermedad
(Imagen: Pixabay)

Cada 19 de octubre se conmemora el Día Mundial Contra el Cáncer de Mama. Este día buscar crear conciencia para prevenir esta enfermedad que acaba cada año con la vida de miles de mujeres en todo el mundo. Uno de los mejores métodos pare su prevención es la autoexploración. Te explicamos cómo tienes que hacerla.

¿Qué es la autoexploración?

La autoexploración es un chequeo que la mujer hace en casa para buscar cambios o problemas en el tejido mamario y así prevenir el cáncer de mama.

Es importante mencionar que la autoexploración debe de ir de la mano con visitas regulares con el doctor.

¿Con que frecuencia se tiene que realizar?

Se recomienda que la autoexploración se realice una vez cada mes después de cada menstruación, a partir de los 20 años.

¿Cómo autoexplorarse?

(Imagen: Instituto Nacional de Salud Pública)

Paso 1

Primero observemos los senos en el espejo con los hombros rectos y los brazos en las caderas.

Lo que debemos observar:

  • Senos que tienen su tamaño, forma y color habituales
  • Senos de forma uniforme sin distorsión ni hinchazón visibles

Si observamos alguno de los siguientes cambios, tenemos que ponernos en contacto con el doctor:

  • Hoyuelos, arrugas o protuberancias de la piel
  • Un pezón que ha cambiado de posición o un pezón invertido (empujado hacia adentro en lugar de sobresalir)
  • Enrojecimiento, dolor, sarpullido o hinchazón

Paso 2

(Imagen: Instituto Nacional de Salud Pública)

Levantar los brazos y buscar los cambios mencionados en el Paso 1.

Paso 3

Siguiendo la observación en el espejo, buscar cualquier signo de líquido que salga de uno o ambos pezones (podría ser un líquido lechoso o amarillo o sangre acuosa).

Paso 4

La autoexploración es fundamental para la detección temprana del cáncer de mama (Imagen: Instituto Nacional de Salud Pública)

Palpemos los senos mientras estamos acostadas, usando la mano derecha para sentir el seno izquierdo y luego la mano izquierda para sentir el seno derecho.

El toque tiene que ser firme y suave con las yemas de los dedos de la mano, manteniendo los dedos rectos y juntos. Hagamos un movimiento circular, aproximadamente del tamaño de una moneda.

Revisemos todo el seno de arriba a abajo, de lado a lado, desde la clavícula hasta la parte superior del abdomen y desde la axila hasta el escote con este movimiento.

Paso 5

(Imagen: Instituto Nacional de Salud Pública)

Finalmente, palpemos los senos mientras estemos de pie o sentadas. Muchas mujeres encuentran que la forma más fácil de sentir sus senos es cuando su piel está mojada y resbaladiza, por eso les gusta hacer este paso en la ducha. Revisemos todo el seno, usando los mismos movimientos de la mano descritos en el paso 4.

En caso de encontrar una irregularidad, es fundamental asistir al médico para que nos indique los pasos a seguir. Sin embargo, no hay que perder la calma y ponernos en manos de especialistas.

Publicidad