Anthony: ¿Por qué revictimizar a un niño que ya había sido torturado?

El 28 de junio el diario El Universal publicó una nota sobre el rescate de un menor que se encontraba en cautiverio en la delegación Gustavo A. Madero.  Las fotografías, que sólo este medio publicó, mostraban al niño de 5 años desnudo, con señales de tortura y desnutrición. ¿Era necesario exhibir de forma gráfica el estado en el que las autoridades lo encontraron?

Cuando la redacción de Plumas Atómicas revisó la nota, del menor que hasta ahora es identificado como Anthony, nos incomodó y molestó que un medio publicara sin escrúpulos las imágenes del niño. La nota también brindaba datos de cómo fue localizado, el nombre de  las personas que lo tenían en cautiverio y que el niño había sido encontrado gracias a un carta que recibió el jefe delegacional,Víctor Hugo Lobo, en uno de sus recorridos que realizó por la colonia a causa de las afectaciones por las fuertes lluvias.

El 30 de junio las personas que tenían al menor, Juan Carlos Loaeza y Olivia Castro, de 33 y 32 años de edad, respectivamente, quienes dijeron ser los tíos, fueron vinculados a proceso. Sin dar más explicaciones, los adultos comentaron que el papá del niño se los encargó. Después del rescate, Anthony, quien ya se encuentra en rehabilitación,  refirió que era Juan Carlos Loaeza quien lo encadenaba y lo golpeaba con el pretexto de que era “demasiado hiperactivo”. (Vía: Sin Embargo)

El 1 de julio, la Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM) a través de un comunicado expresó su indignación por el cautiverio y tortura de Anthony pero también lamenta que autoridades de la Ciudad de México usen políticamente el caso y filtren información sensible a los medios de comunicación. 

“Lamentamos el pésimo manejo del caso que están realizando las autoridades locales, quienes sin asumir autocríticamente sus omisiones para permitir que por años el pequeño Anthony viviera en cautiverio en su jurisdicción, ahora se presenten como ’salvadores’ del niño. Es preocupante que sean las mismas autoridades delegaciones y de procuración de justicia que estén entregando información sensible del caso a los medios de comunicación: fotografías, expediente médico, etcétera Además de ilegal, afecta el proceso de investigación y revictimiza al niño.” (Vía: Aristegui Noticias)

La REDIM externó su preocupación ante el uso mediático del caso de Anthony y la posibilidad de que el menor termine a en un albergue del DIF, cuando el día de ayer se localizó a su madre en Estados Unidos y las autoridades están obligadas a buscar a los familiares del menor hasta el cuarto grado de parentesco.

Finalmente, la red lanza un llamado tanto a la Procuraduría de Justicia como a la delegación Gustavo A. Madero para que situaciones como la de Anthony sean prevenidas y que los casos de maltrato infantil se investiguen según los protocolos correspondientes para no herir y revictimizar a los menores. 

Por último, la REDIM hace un señalamiento a los medios de comunicación:

“A evitar ser parte de la revictimización de niñas, niños y adolescentes víctimas; y a considerar como base de su información el respeto a la privacidad, no publicando u´sus fotografías, descubriendo otras formas de contextualizar e informar al público sobre estos crímenes.”

 

https://twitter.com/atandocabos1/status/881961084734898176

ANUNCIO