¿Cómo funciona la alarma sísmica? (y por qué NO debería de dipararse en falso)

Muchos de quienes escuchamos la alarma sísmica pensamos, en primera instancia, que se trataba de otra falsa alarma, luego de que el miércoles pasado un “error humano” lanzara la alarma. Poco sabíamos que se trataba del terremoto más fuerte de los últimos cien años.

El sistema de alarma sísmica tiene dos tipos de avisos: la “Alerta pública”, para sismos mayores (como el de esta madrugada), y la “Alarma preventiva”, para los sismos menores y depende del Centro de Instrumentación y Registro Sísmico (CIRS), que ha instalado puntos de medición por todo el litoral de Guerrero y Oaxaca. (Vía: SEGOB)

En cuanto estos sensores detectan un movimiento sísmico mayor a los 6 grados Richter, transmiten la información al sistema de Alerta Sísmica de la CDMX. Sin embargo, no es un proceso automatizado, y pueden haber errores humanos, como el ocurrido esta semana.

Como puedes interpretar, el sistema de alerta sísmica sólo reporta los movimientos con epicentro en las costas de Oaxaca y Guerrero, pero México es un país con alta actividad sísmica, por lo que muchas veces, el sistema es insuficiente para advertir de todos los temblores que azotan el país. (Vía: El Financiero)

Todo mundo tiene derecho a equivocarse, pero no fue la primera (y estamos seguros que no será la última) vez que se dispara una alarma que en muchas ocasiones logra salvar vidas.

Si tenemos herramientas que pueden advertirnos y salvarnos la vida, ¿de verdad queremos seguir jugando a “Pedrito y el lobo”?

Por si en tu colonia no hay altavoces (o no sirven), hay varias aplicaciones de smartphones que hacen las veces de alerta sísmica:

Alerta Sísmica DF, SkyAlert y Earthquake son de las más confiables porque obtienen su información directamente del CIRS; son gratuitas y están disponibles para todos los sistemas operativos.

Es necesario, también, tener siempre a la mano tus documentos importantes y seguir las recomendaciones de Protección Civil.