Activistas confrontan a Calderón: él los acusa de hacer ‘política de crimen organizado’

Un grupo de activistas se hizo de la palabra en una conferencia dada por el expresidente Felipe Calderón en la Universidad del Caribe, en Cancún, Quintana Roo; los protestantes le gritaron “eres un asesino”, “mantenido”, “mentiroso”, al mismo tiempo que Calderón buscaba callar a gritos a los manifestantes. (Vía: El Financiero)

Calderón, para estos tiempos, ya ha de estar acostumbrado a que en eventos públicos y privados aparezca gente que, practicando su derecho de manifestación, le recrimina haber iniciado su “guerra” contra el narcotráfico en 2006 que, hasta el momento, ha cobrado la vida de casi 200 mil personas.

El año pasado, en la Universidad Anáhuac, en 2015 cuando asistió al Gran Premio de México (sí, la Fórmula 1) y en diversas ocasiones se le ha exigido que, por lo menos, reconozca su parte de responsabilidad en un enfrentamiento que, todavía hoy (a pesar de lo que Raúl Cervantes diga) tiene en jaque a buena parte del Estado mexicano. (Vía:  Newsweek)

Esta vez, Calderón hizo algo que no había ocurrido: ponerse “al tú por tú” con una manifestante de la Coordinación de Padres y Madres de Familia en Defensa por la Nación y del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, que iniciara el poeta Javier Sicilia tras la desaparición y asesinato de su hijo en 2013.

“Hay gente como tú que viene, agrede, que violenta, que insulta, que miente, pero que no tiene ningún fundamento. Hay gente como tú por ejemplo… ¿A quien apoyas, a Andrés Manuel, o a quien apoyas tú, hija…”

Ella responde: “Apoyo a la justicia y a la verdad…”

“Muy bien, apoyas a Andrés Manuel, él sí puso a un alcalde en Iguala, Guerrero… de su partido y que es su amigo, y la policía si asesino a 43 estudiantes como cómplice del crimen organizado.

La política que ustedes están inculcando es una política de crimen organizado. A mí de lo que me acusan es de combatir el crimen organizado y sí, sí lo combatí y lo haría nuevamente…”, contesta visiblemente molesto Calderón. (Vía: Sin Embargo)

La “conversación” (más bien gritoniza del expresidente), que apuntó Sin Embargohizo un par de argumentos que, cuando menos, son una muestra de su personalidad: primero: considerar que la protesta es una falta de respeto, que criticarlo es apoyar a Andrés Manuel López Obrador y que, entonces, apoyar a AMLO es formar parte del crimen organizado.

Cuestionado también sobre el caso ABC, en el que una prima de su esposa está involucrada, se lavó las manos lo peor mejor que pudo al decir que no fue su administración la que dio la certificación a esa guardería y, como siempre, desviando la atención a la “fallas” de López Obrador. (Vía: El Universal)

El argumento de “criticarme es apoyar al narco” no es nuevo: Calderón hizo gala de él durante su presidencia y, al hacerlo, tatuó en el discurso público una única verdad para hablar de los muertos: “algo malo han de haber estado haciendo”.

Ahora que forma parte de la campaña presidencial de Margarita Zavala, ¿estos argumentos seguirán teniendo lugar?, ¿no que Margarita está buscando llamar a #MaZPorMéxico?… ¿o esos “más” son sólo los que tienen aprobación de clase, de intereses o de… qué?