¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Nada como las viejas tácticas: UdG reprueba a 504 estudiantes por copiar

La Universidad de Guadalajara (UdG) reprobó a más de 500 estudiantes de primer año por jugarle vivo y copiar en un examen de contabilidad. Sí, de contabilidad. Pero ¿cómo sucedió semejante delito académico? Fue un alumno de un semestre más avanzado, quien les proporcionó a los novatos las respuestas del examen que se realizó en línea.

Los chicos imaginaron que era la oportunidad de sus vidas, estar detrás de la computadora en la comodidad de sus casas, relajados y sólo verificando que las respuestas del examen resuelto estuvieran bien escritas en su prueba, de hecho lo hicieron tan bien que la mayoría logró terminar en cinco minutos o menos. Pero, jamás, jamás, jamás, imaginaron que una máquina los traicionaría. Pues el sistema del examen envió una alerta a las autoridades universitarias.

Posterior a la alerta, la universidad comenzó las indagatorias y localizó a los estudiantes para notificarles las sanciones. De los 504 sólo 11 protestaron a lo cual, el director académico del Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativo (CUCEA), José Alberto Becerra, les dio la opción de repetir el examen en presencia de un profesor y obtener los mismo aciertos para poder respetarles la calificación pero fue en ese momento que los estudiantes reconocieron su falta. (Vía: Reforma)

Las sanciones para el estudiante que proporcionó el examen será de una suspensión de tres meses y medio; a quienes copiaron se les anuló el examen con una calificación de cero 🙁

En entrevista para Verne, José Alberto Becerra, detalla que la prueba contenía ejercicios de matemáticas  y estaba diseñada para responderse en por los menos 19 minutos. El examen de contabilidad es obligatorio para los más de 2.5000 estudiantes que cursan licenciaturas relacionadas con economía o administración.  (Vía: Verne)

Y en realidad a los chico no les fue tan mal, pues la legislación universitaria de la UdG establece que por recibir o utilizar ayuda fraudulenta en una prueba, el estudiante puede ser suspendido hasta por un año. 

“Queremos dejar claro que estos casos no los tomamos a la ligera, pero expulsar a un estudiante por una situación como esta tiene fuertes implicaciones, no queremos arruinar su vida académica”. Dijo el académico para Verne.

Que ¿por qué lo hicieron? No sé sabe. Unos le echarán la culpa a la generación millenial, otros dirá que fue el contexto pero, algunos reconocerán que en algún momento de su vida también copiaron.