#Reseña: Generación líquida de Zygmunt Bauman

Las obras póstumas son una difícil prueba en la obra de un autor: nadie nunca sabe si de ese baúl saldrá una obra maestra o un texto que debía ser quemado y no editado. En el caso de Generación líquida, Zygmunt Bauman lo escribió en colaboración con Thomas Leoncini sin saber que sería la última obra del autor que aportó el adjetivo “líquido” al vocabulario intelectual.

Intercambio de cartas entre un joven autor y el sociólogo que popularizó la idea de que en esta época es difícil encontrar valores e identidades sólidas, Generación líquida es una aproximación a algunos fenómenos de nuestros tiempos, como el amor fugaz que llega por redes sociales o la proliferación de tatuajes. 

#Reseña: Generación líquida de Zygmunt Bauman
Imagen: Planeta

Para más de un lector, puede que las opiniones y aseveraciones, tanto de Bauman como de Leoncini, no sean fáciles de digerir; incluso es probable que en más de una ocasión no estén de acuerdo con ellas. Sin embargo, son dignas de lectura porque ayudan a entender cómo la generación anterior lee los fenómenos que distinguen a la actual, como la proliferación de cirugías plásticas.

¿Qué dice de nuestra actual sociedad la proliferación de pieles pintadas a a perpetuidad y narices compuestas con bisturí? Esa es la clase de cuestiones que ambos autores abordan con un afán crítico. Bauman veía con desconfianza la forma en que trabajamos ahora, pero también la forma en que nos relacionamos; y muchos de estos miedos están vertidos en este libro.

Zygmunt Bauman es uno de los autores que más hizo por divulgar debidamente la sociología entre públicos masivos. Sus lectores lo ven como un autor visionario que anticipó muchos fenómenos de nuestra cotidianidad. De ahí que la lectura de Generación líquida sea un formidable parteaguas, una estupenda introducción para aquellos que aún no se acercan a su obra. 

Por: Redacción PA.