Invierten 88 mdp en bibliotecas: compran 18 mil títulos repetidos

El Estado mexicano adquirió, creó y abrió al público, entre 2010 y 2012, las bibliotecas personales que pertenecieron a Antonio Castro Leal, José Luis Martínez, Jaime García Terrés, Alí Chumacero y Carlos Monsiváis. La meta era contener la cultura mexicana del siglo XX, pero lo que se logró fue tener acervos muy parecidos e incluso poseer libros repetidos, ya que, al ser contemporáneos, estos cinco escritores compartieron la literatura y sus intereses. Además, los cinco fueron también muy cercanos al Fondo de Cultura Económica (FCE) y sus bibliotecas se conformaron por libros proporcionados por dicha editorial, los cuales después les fueron comprados en cifras millonarias.

En 2011, Consuelo Sáizar, entonces presidenta del Conaculta, presentó el proyecto de remodelación de la Biblioteca de México, y señaló que era fundamental, para el proyecto cultural del México del siglo XXI, preservar las bibliotecas personales de figuras relevantes de la cultura mexicana.

Sin embargo, pese a las virtudes del proyecto, los bibliotecólogos Daniel de Lira Luna y Sidharta Yair Manzano Valenzuela opinan que al tratarse de acervos parecidos, no logran contener el panorama de la cultura mexicana del siglo XX como se esperaba. De los 140 mil 764 títulos que suman las cinco bibliotecas, 18 mil 543 son títulos que se repiten entre cada uno de los espacios que resguarda la Biblioteca de México José Vasconcelos.

Eso sin agregar que, aunque se han convertido en espacios muy visitados por su atractiva arquitectura, su consulta resulta muy complicada hasta para los bibliotecarios gracias a la decisión de que las colecciones se mantuvieran con el orden original en cada escritor tenía su biblioteca.

“Eso para un usuario como nosotros no tiene sentido, obviamente nosotros no compartimos el pensamiento con José Luis Martínez, no sabemos cuál es el orden temático ni sabemos por qué los puso así (…). Eso hace que los usuarios solamente entren a ver y no encuentren lo que buscan o a final no puedan consultar nada”, señala Manzano Valenzuela.